Una reforma muy necesaria del régimen de jubilaciones de la Provincia de Córdoba

Por el Cr. Gustavo Peretti

21-05-2020 – En el día de ayer se aprobó una reforma al régimen de jubilaciones de la Provincia de Córdoba, que desde mi punto de vista es justo. Hubiera estado en desacuerdo si se hubieran visto disminuídas las jubilaciones de docentes, policías, trabajadores de la salud y municipales y empleados del escalafón general, pero eso no ocurrió.

Se resta el 6% de las jubilaciones de aquellos beneficiarios que cobran más de $ 68.000 (solo el 15% de los jubilados) quienes de ahora en adelante pasan a cobrar el 67%, en lugar del 73%, de los sueldos de trabajadores activos, en los sectores correspondientes a jueces, trabajadores de EPEC, bancarios, funcionarios y legisladores, ya que de ahora en adelante el cálculo del beneficio de estos sectores es el 82% del sueldo neto en lugar de calcularlo sobre el 89% del sueldo bruto como era hasta ahora.

Por otra parte, establece un 20% de aporte solidario para aquellos que cobren más de una prestación o sueldo, siempre y cuando sus ingresos sean mayores a los $ 102.000 y establece para el cálculo de la prestación el promedio de los últimos 10 años en lugar de los últimos 4 años; lo cual protege la salud financiera de la caja.

La reforma tiene por objetivo mantener un nivel de buenas jubilaciones en la provincia, llevando la caja a un mejor estado financiero, para evitar que tenga que transferirla a la nación o que tenga que armonizar sus prestaciones con las que paga anses.

Además, establece la jubilación mínima en $ 25.000, aumenta la edad de las pensiones de hijos que estudian hasta los 23 años y se equipara la edad jubilatoria de los jueces con lo previsto en el régimen nacional, en 65 años.

En 1995 Ramón Mestre padre hizo una reforma jubilatoria en donde les recortaba a todos los jubilados hasta pagar un 67% de lo que cobraban los activos, reforma que también fue necesaria.

No se entienden las críticas del radicalismo y de Ramón Mestre hijo en particular, ya que sería como estar en contra de lo que hizo su padre, que desde mi punto de vista, en aquel momento dicha medida significó salvar la Caja de Jubilaciones de Córdoba, ya que sino casi seguro hubiera terminado transferida a la nación, debiendo cobrar los jubilados provinciales la mitad de lo que cobraban con la caja en manos de la provincia.

Algo similar se trata de hacer ahora, porque si no se baja su déficit le va a ser imposible al Tesoro Provincial hacer frente al mismo. No se puede gobernar con ideales, siempre se debe mirar el estado de la caja, y a eso apuntaron Mestre en aquel momento y Schiaretti en el actual.

Si no se ataca el déficit de la caja, es imposible sostenerla en esferas provinciales. La caja tiene 35 mil millones de déficit, si la nación le transfiere unos 10 o 15 mil millones de ese déficit en cuenta gotas, la provincia no tiene de donde sacar los recursos restantes (20 mil millones de pesos) para cubrirlo.

Entonces quedan dos caminos o se baja ese déficit disminuyendo las jubilaciones más altas y generando mayores recursos, o se transfiere la caja a la nación y se armonizan las jubilaciones a las que paga el anses y todos los beneficiarios cobran la mitad.

Eso lo explicaba yo siempre cuando algunos jubilados me consultaban cuando Mestre había hecho la reforma en el 95. Hoy aplica lo mismo.

Además hay que tener en cuenta que se recorta a los sectores que generan déficit porque son sectores que en conjunto aportan poco en volumen y demandan mucho porque son jubilaciones muy altas (EPEC, BANCARIOS, JUDICIALES Y FUNCIONARIOS POLITICOS); de allí que en este caso la medida es justa y de carácter redistributiva.