TX – TERCER ANIVERSARIO: Entrevista especial al Padre Ángel Aguirre

25-09-2019 – Para el bloque de “Entrevistas especiales” de “TX-TERCER ANIVERSARIO” hablamos con el Padre Ángel Aguirre de nuestra Parroquia San José (64 años) quien es sacerdote desde los 27 años, y comenzó el seminario a los 9, siendo un niño, por lo que sus padres (actualmente fallecidos) pensaron que iría y volvería como si fuese un capricho de cualquier chico de su edad, pero él cuenta que “no volvió más a su casa, excepto como visita”.

Considera que los hernandenses somos muy autocríticos pero que él nos ve muy bien “Hernando, es muy lindo, es una comunidad muy hermosa”.

Con respecto a las misas de sanación manifestó que: “ son algo de toda la vida, esto de rezar por los enfermos; Jesus a la mayor parte de su ministerio lo hizo sanando a los enfermos, a los oprimidos, Jesús habla de la sanación del corazón; esa sanación lleva a la sanación del alma, de las familias, a recuperar la fe que está debilitada” y remato con el texto de Mateo 11, 28-30: “Vengan A Mí Todos Los Que Están Afligidos Y Agobiados” para analizar este tema.

Por otro lado, al referirse sobre el significado de la bendición que comunmente un padre o una madre le dice a su hijo y en ese sentido reconoció: “Los padres tienen un don porque los une la vida, son los más aptos para bendecir, porque no solamente es una bendición con fé, sino que es una bendición con amor”.

A su vez, en cuanto a la fé en los jóvenes exteriorizó: “La fe es un misterio, que Dios se la da a quien se le pide; los jovenes no tienen ausencia de fe, sino que les falta la práctica de ir a la misa, les cuesta actuar con autonomía sino van en grupo no van a la iglesia. Por eso es importante el rolo de los padres, es una siembra. Dios no nos pide cosechar, Dios nos pide sembrar. De la semilla de fe que se planta siempre vuelve”, concluyó este tema el Padre Ángel.

En tanto, en relación a la crisis socio-económica actual indicó: “Nosotros debemos vivir en una fe operante, que nos lleve un compromiso en los social para que la sociedad comprenda que hay dos pilares que la gente pueda salir de la pobreza, gobernar con educación, enseñando, capacitando y creando trabajo que es lo que hace que la persona tenga dignidad y valore el fruto de su esfuerzo. Vivimos en una patria donde hay una angustia porque no puede ser que en la tierra del pan haya gente que no tenga para comer. Rezamos para que se pueda crear lo que origina el trabajo, rezamos por la Patria”.

También le preguntamos sobre qué es el mal, a lo que comentó: “el mal es una realidad que está en nosotros, nadie es puramente bueno ni puramente malo San Pablo dice cómo puede ser que queriendo hacer el bien hago el mal. El hombre tiene un don que es su maxima riqueza, que es la libertad de elegir, elegir entre el bien o el mal”.

Por último, cerró la nota con un mensaje para transmitir esperanza y a promover la fe, a la vez que dejo su bendición para todos levantando la cruz y extendiendola hacia la cámara para que llegara a todos los espectadores.