“Tomemos un café y hablemos” de la ansiedad en la ruta.

08-03-2018 – “Tomemos un café y hablemos”, subite imaginariamente al auto, ponete el cinturón, prende la radio y vamos a viajar un rato… Llegamos a la ruta, traigamos a la memoria que en el ingreso a Hernando nos encontramos con un cartel con la leyenda que indica: “es preferible que llegues y no que te tengamos que ir a buscar”, y andemos un rato.

Ahora preguntémonos ¿qué nos apura, o quién nos apura? La ansiedad que nos acompaña todo el tiempo, en la rutina diaria se traslada a las rutas cuando viajamos, sea por la causa que sea, aunque no estemos yendo a una clínica, a un hospital y la urgencia nos invada, y suponiendo que estemos saliendo de vacaciones o de paseo hay algo que nos pone nerviosos y nos resiste a esperar o a bajar la velocidad…

Queremos pasar sea como sea, sacamos el cálculo de tiempo con autos de frentes para pasar si o si, y en muchos casos andar por la ruta es toda una odisea…

Esto nos obliga a estar cada día más atentos no solamente de estar en condiciones físicas y mentales como conductores además de corroborar que toda la mecánica del vehiculo este apto para andar sino a prestar cada vez mayor atención a lo que hace el resto, a ver con qué sorpresas se pueden cruzar por el camino: gente que cruza por el lado que no corresponde, que no respeta las señales de tránsito y así son cada vez mayores los peligros a los que se quedan expuestos.

Hoy en “Tomemos un café y hablemos” les traigo una lista de causales comunes por las que se dan los accidentes de tránsito: leyendo diferentes notas publicadas en portales nacionales y provinciales, cada uno muestra posiciones diferentes de cuáles son las tipologías más frecuentes, pero al margen de eso, si prestamos atención nos daríamos cuenta de que la mayoría serían evitables porque citan.

-Usar el teléfono celular u otros aparatos.
-El alcohol al volante
-Distracciones como maquillarse o cambiar de radio
-Exceso de velocidad:
-Sueño
-Pasar el semáforo en rojo
-Sobrepasar otro vehículo en lugares indebidos
-Conducir con mucha lluvia
-Conducir en la oscuridad o con neblina:
-Fallas mecánicas

Seguramente habrá lugares, que de acuerdo a la ubicación geográfica en la que estemos, podríamos agregar otros como por ejemplo estado de las rutas, como falta de la señalización o roturas de las mismas y otras razones que exceden a los conductores pero sin lugar a dudas que muchos accidentes se podrían evitar si se tuvieran en cuenta estos factores humanos que previamente nos pusimos a detallar (y que son los que marcan los indicadores de los causales más frecuentes de los siniestros en vehículos).

Ahora, mientras el café se termina, finaliza este viaje imaginario, pienso que por tu mente también aparecieron anécdotas de tus viajes en ruta, y tendrás historias personales que contar; por eso, si nos subimos al auto a tomar conciencia y a valorar la vida, la propia y la de los demás.

A esa conclusión llegamos, te desprendes el cinturón y te bajas del auto imaginario… Aquí el café suave, nos ha regalado su sabor y su aroma… Vos y yo, “Tomamos un café y hablamos”… Un placer…