Sturzenegger rechazó críticas a la suba de tasas y dijo que desde mayo caerá la inflación

Admitió que tuvo que endurecer la política monetaria porque la inflación núcleo no bajó en los últimos meses como esperaban. Y aseguró que cumplirá con la meta anual de 17%.

Tras la polémica que despertó la fuerte suba de tasas que emprendió la semana pasada el Banco Central, el presidente de la entidad, Federico Sturzenegger defendió ayer la medida al admitir que «el dato central» para decidir la suba «fue la persistencia de la inflación núcleo». Asimismo, el titular de la autoridad monetaria ratificó que «es totalmente factible» que se alcance la meta inflacionaria del 12%-17% para este año, porque «la inflación bajará en el segundo semestre» y dijo sentirse acompañado por el Gabinete económico en ese emprendimiento.

En la presentación del Informe de Política Monetaria correspondiente a abril, Sturzenegger afirmó que, pese al aumento inflacionario del primer trimestre (6,3%, según el INDEC) la meta inflacionaria presupuestada será alcanzada. «El impacto de la suba de precios regulados en la inflación núcleo fue mayor al que previmos», admitió el titular del BCRA. Tras conocerse el 2,4% del índice de precios al consumidor de marzo y una inflación núcleo (aquella que no sufre los avatares de la estacionalidad) del 1,8% el Central aumentó el martes pasado la tasa a siete días, de referencia para el sistema, en 150 puntos básicos y la dejó en un nivel de 26,25% anual. Ayer subió la tasa de Lebacs al 24,25% de tasa nominal anual.

No obstante, admitió que «por los buenos números de diciembre y enero, cuando la inflación núcleo fue de 1,3%, hubo cierta relajación de la política monetaria que comenzamos a corregir en marzo y particularmente la semana pasada», dijo el titular del BCRA. Frente a las quejas de empresarios y economistas, que señalan que el nivel de tasas actual dificulta la reactivación económica, Sturzenegger respondió: «no hay nada más reactivante para la economía que se consolide el proceso desinflación».

El titular del BCRA se despegó de la estimación del viceministro de Hacienda, Sebastian Galiani, quien en un reportaje a La Nación dijo que era posible que el Gobierno incumpla la meta presupuestada de crecimiento del 3,5% para este año. «Quizás sea menos, del 2,9%», dijo Galiani. Pero al ser consultado por este diario sobre la postura del funcionario de Hacienda, Sturzenegger fue rotundo «nosotros no vemos cambios en ese sentido». «Nuestra estimación del PBI del primer trimestre nos da un crecimiento de 0,7% y en la medida que baje la inflación será más fácilmente alcanzable la meta de crecimiento».

Según el análisis del jefe de la autoridad monetaria, solo en 6 de 84 países que emplearon políticas antiinflacionarias, la inflación bajó y hubo recesión. «Al bajar la inflación se le devuelven ingresos a los mas desprotegidos. La mayoría de los países que lo lograron aumentaron su tasa de crecimiento el 2%», dijo. Y advirtió: «cuidado con pensar que la tasa del 24% o 26% luce atractiva con un tipo de cambio estático. Esa tasa en verdad no existe, porque ese valor es anual y si efectivamente la inflación cae, la tasa también caerá. Fue lo que pasó el año pasado cuando arrancamos con tasas el 38% y terminamos el año cerca de una tasa del 24%», dijo.

Sturzenegger afirmó que «bajar la inflación es la mejor forma de reactivar la economía» porque «ayuda al crecimiento, favorece la distribución del ingreso al quitar un impuesto sobre los más desprotegidos y provoca que reaparezca el crédito».

Aunque la expectativa inflacionaria subió y los privados proyectan una inflación del 21,2% para este año y pese a que el FMI subió al 21,6% su proyección de inflación para el país, el BCRA confía en en que la suba de precios se desacelerará a partir de junio. «La inflación va a bajar en la segunda mitad del año, con niveles bajos que Argentina hace mucho que no ve», sostuvo.

¿Lo dejaron sólo al BCRA en el combate de la inflación?, preguntó Clarín a Sturzenegger. «El Tesoro ha dejado de pedirle el equivalente al 3 y medio del PBI al Banco Central, eso no es estar solo», respondió. «El ejecutivo le devolvió a la sociedad dos puntos del PBI en impuestos, ha hecho un esfuerzo fiscal muy significativo», reconoció.

«Esperamos terminar el año con una inflación mensual por debajo del 1%», afirmó el jefe de la autoridad monetaria, aunque evitó dar definiciones sobre cuándo se dará el quiebre del 1%. «Nos pusimos metas y la sociedad podrá evaluar los resultados», concluyó.

Fuente: Clarín