Sin señales de Nación, la Provincia replicará esquema tributario para 2018

“La prioridad sería eliminar alícuotas agravadas para contribuyentes foráneos”,anticipó a Comercio y Justicia el ministro Giordano. No obstante, sin cambios en el impuesto al cheque y con una reforma impositiva aún lejana, el funcionario dijo que se mantendrá sin mayores cambios la estructura fiscal. El Inmobiliario subirá en torno a 20%. Se suspendió reunión por la Caja

 

El proyecto de Presupuesto, Ley Impositiva Anual y Código Tributario que la Provincia presentará en los próximos 45 días ante la Legislatura, replicará el esquema tributario vigente aunque con subas por inflación del Inmobiliario y también de los techos de facturación para acceder al alícuotas rebajadas de Ingresos Brutos.
El dato fue anticipado a Comercio y Justicia por el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, en el marco de la presentación del renovado edificio central de la Dirección de Rentas.
“Sin cambios estructurales en el Presupuesto nacional y en el esquema impositivo nacional, no hay margen para avanzar en reformas de fondo”, admitió el funcionario.
En ese marco dijo que, en caso de poder avanzar en alguna reforma, la prioridad sería eliminar las alícuotas agravadas a contribuyentes de extraña jurisdicción.
Esa modalidad -que hasta el momento ha cosechado sucesivos reveses judiciales para la Provincia y en rigor en todos los distritos- supone ingresos extras por unos 1.800 millones de pesos anuales en concepto del impuesto a los Ingresos Brutos (IIBB).
En realidad, el gobernador Juan Schiaretti planteó la posibilidad de eliminar esas alícuotas -verdaderas “aduanas internas”, según lo definió- a cambio de que la Nación modifique la distribución del impuesto al cheque en el reparto a las provincias, de tal forma de neutralizar el efecto fiscal de equiparar alícuotas de IIBB.
Pero eso no ocurrió. De hecho, el gobierno giró al Congreso un proyecto para prorrogar el impuesto al cheque hasta 2019 con la única modificación de que los recursos que antes iban al Tesoro nacional ahora irán a la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses).

Con todo, el tema no está cerrado. Legisladores en representación de las provincias buscarán “dar batalla” en el Congreso para forzar cambios en el tributo. Incluso con un triunfo de Cambiemos, el oficialismo no tendrá mayoría propia después del 10 de diciembre para votar el proyecto a libro cerrado.
Con la reforma tributaria ni siquiera plasmada en un anteproyecto, al menos que se haya hecho público, y con la decisión de la Nación de debatir el proyecto de Presupuesto recién desde noviembre o diciembre, la Provincia se apresta a girar a la Legislatura una iniciativa “conservadora” en materia fiscal, sin cambios estructurales.
En ese contexto, Giordano dijo que no se prevén variantes sustanciales en el impuesto a los Ingresos Brutos. Para otra oportunidad quedará el cambio de ese tributo por un IVA “mochila” como plantea insistentemente el gobernador Schiaretti.
Sí subirán los techos de facturación para mantener en términos constantes los límites a partir de los cuales se pagan alícuotas reducidas en IIBB.
Respecto de los tributos patrimoniales, Automotor se ajustará en función del alza de la base imponible que es la valuación de los vehículos que publica la Asociación de Concesionarios de Automóviles (Acara).
En tanto, el Inmobiliario se moverá al ritmo de la inflación. Giordano evitó precisar porcentajes. Con todo, el aumento de las valuaciones que en definitiva impactarán en el tributo, se ubicará en torno a 20 por ciento o, posiblemente, algún punto porcentual más.
Con un gasto inelástico a la baja como es el salarial que explica la mitad de las erogaciones de la Provincia, no hay mucho margen para reducir tributos, razonan en el Centro Cívico.

¿Y la Caja?
Otro de los frentes aún indefinidos es el tema del financiamiento del déficit de la Caja de Jubilaciones.
El monto que la Nación reconocerá en 2018 lejos está de conocerse -de hecho debería auditarse el año próximo- pero una aproximación surgirá de lo que Anses reconozca para este año.
La Provincia exige siete mil millones de pesos y la Nación tiene presupuestados 14 mil millones de pesos en total para las 13 cajas previsionales no transferidas. Ese horizonte debería despejarse esta semana.
Sucede que ayer se venció el plazo de 15 días que había prometido la Nación para dar una respuesta, al menos a Córdoba, respecto a qué monto afectará este año para la cobertura del rojo previsional.

“No tuvimos novedades y la reunión de mañana (por hoy) se suspendió”, dijo el ministro Giordano.
De hecho, en ese encuentro entre funcionarios del Ministerio del Interior y los ministros de Finanzas de las provincias con cajas no transferidas, se suponía debían surgir novedades respecto al tema.
La indefinición también impacta en el armado del proyecto de Presupuesto provincial.
No es lo mismo que la Nación financie la mitad del rojo que pretende Córdoba que 70 o 100 por ciento. Lo que no cubra deberá surgir de fondos del Tesoro provincial.
Otro frente pendiente es el planteo de la gobernadora de Buenos Aires ante la Corte Suprema respecto a la actualización del Fondo del Conurbano. Un fallo favorable a María Eugenia Vidal, tendría un impacto de más de cinco mil millones de pesos de ingresos copartipables menos para Córdoba, un duro golpe que la Provincia deberá buscar neutralizar en el esquema 2018.
Como fuere, Giordano recordó que la pauta de gastos e ingresos para 2018 recién está en una etapa de armado. Deberá presentarse a más tardar el 15 de noviembre.
Ayer, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, de paso por Córdoba, dijo que tanto el Presupuesto como el resto de las normas, como la prórroga del impuesto al cheque, están abiertas a discusión.

Fuente: Comercio y Justicia