Si el gobierno quiere engrosar sus reservas rápidamente debería propiciar un sistema bimonetario

23-07-2022 – Este sábado en el programa Azúcar, Pimienta y Sal de la 95.3 TX-FM analizamos la situación económica, política y social en la cual se encuentra inmerso nuestro país.

En lo estríctamente económico, toma relevancia el aspecto cambiario, que ha puesto en jacke a las reservas de nuestro país, producto del retraso del tipo de cambio y de la equivocada política monetaria que se llevó adelante, que ha desencadenado en un nivel de los dólares alternativos alrededor de los $ 340.

En este sentido, el Cr. Gustavo Peretti, argumentó que una salida posible sería el establecimiento de un sistema bimonetario, en donde el productor agropecuario cobrara las ventas de su producción diréctamente en dólares, lo cual favorecería el desprendimiento de la cosecha porque desaparecería el riesgo de una futura devaluación, aprovechando también los buenos precios internacionales en cuales aún se encuentran los commodities, amenazados por una nueva suba de la tasa de interés de la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) en un 0,75%.

Si se diera esta situación, las ventas de los productores se acelerarían, cobrarían sus ventas en dólares, el tesoro nacional cobraría las retenciones en dólares, que luego le vendería al BCRA, quien a cambio le daría pesos para cumplir con sus obligaciones y gastos.

Por otro lado, el sector agropecuario pagaría sus obligaciones y compras en dólares, al igual que sus impuestos; lo cual haría crecer significativamente la oferta de dólares, por lo que por aplicación de la ley de la oferta y la demanda, el dólar tendería a bajar, equilibrando el mercado y fortaleciendo al peso también.

Además las distintas jurisdicciones del estado (Nación, Provincias, Municipios) cobrarían una parte del resto de los impuestos (Ganancias, IVA, Bs. Personales, Ingresos brutos, Industria y Comercio, etc.) también en dólares que podrían utilizar como medio de pago, generando un circuito de pagos en pesos y dólares, o vender una parte de ellos, según sus necesidades.

Todo esto haría que las reservas del Banco Central se reforzaran y  que la dinámica de la economía tomara impulso, ya que también muchos dólares que están fuera del sistema volverían a ingresar.

Otra acción colateral de este sistema bimonetario, sería que el sistema financiero podría tomar más dólares en depósitos a plazo, una parte de los cuales reforzarían las reservas del BCRA en su sistema de encajes y otra parte importante podría ser utilizada para financiar el crecimiento de la actividad productiva sobre todo de sectores exportadores.

De esta manera, se generaría un círculo virtuoso, que haría crecer la economía, bajaría la inflación y le generaría los recursos necesarios al Estado, fundamentalmente divisas, para que haga frente a sus gastos y obligaciones.

Desde nuestro punto de vista, esto sería lo más sano y rápido para que la economía Argentina deje de tener comportamientos especulativos y cambie la dinámica hacia la economía real.