Schiaretti paga el último “gatillo” y se apresta a dura pulseada con gremios

El 2,35% del alza de precios de julio, se aplicará con los haberes de agosto. La convocatoria a rediscutir haberes recién se produciría cuando “decanten” las variables, entre ellas el dólar y las nuevas medidas del Gobierno nacional, confirmaron desde la Provincia. Estatales reclamarán no perder poder adquisitivo

19-08-2019 – El Gobierno de Córdoba pagará en 15 días los salarios de agosto a los gremios estatales con una suba del 2,35 por ciento y de esta forma pondrá fin a la aplicación de la claúsula gatillo acordada oportunamente como mecanismo para garantizar el poder adquisitivo de los haberes.

Fuentes del Ejecutivo confirmaron que “no habrá prórroga” de esa claúsula al tiempo que descartaron de plano la interpretación de algunos dirigentes gremiales respecto a que el gatillo debería pagarse también con los haberes de septiembre, esto es impactando la inflación de agosto.

“El acta es clara, no hay interpretación alguna”, aseguraron.

Por lo pronto, la postura oficial pareciera no tener demasiadas lecturas. Por ejemplo, en la página del Sindicato de Empleados Públicos (SEP) podía leerse anoche y respecto al acta salarial firmada oportunamente que habrá “cláusula gatilllo hasta los salarios del mes de agosto donde nos sentaremos a negociar a partir de septiembre”.

Como fuere, la situación para ambas partes es compleja. Con los haberes de agosto, los estatales provinciales habrán acumulado un aumento de 24,58 por ciento, según el dato de inflación publicado el jueves pasado por la Dirección de Estadísticas y Censos hasta julio de 2019. El porcentaje cubre la inflación hasta el séptimo mes del año. Las mejoras que puedan obtener después dependen hoy de variables aún muy inestables. Lo que está claro es que, al igual que el año pasado, perderán poder adquisitivo.

En 2018 el quebranto se ubicó en torno a los 10 puntos porcentuales respecto a la inflación. Este año todo está por verse aún.
En ese marco, fuentes del Ejecutivo confirmaron a este medio que la convocatoria a los gremios para debatir el tema se hará una vez que se tenga un panorama un poco más claro respecto a la volatilidad de las diferentes variables macroeconómicas que hoy jaquean a la economía del país.

Desde la Provincia descuentan que la recaudación que venía en un proceso de lenta recuperación, aún sin pasar a terreno positivo a valores constantes, sentirá ya en agosto el cimbronazo de la devaluación y mostrará otra vez números en rojo “furioso”, comparables con los peores momentos de la crisis desatada tras la corrida cambiaria que comenzó a fines de abril del año pasado.

En rigor, si fuese por la recaudación, no habría margen para mayores incrementos. Por ejemplo, en julio pasado, los ingresos tributarios cayeron 7 por ciento en términos reales. Pero en esa caída, los recursos propios retrocedieron 15 por ciento y los giros nacionales apenas uno por ciento. Ahora, la renovada crisis no sólo impactará en los ingresos propios sino también en los nacionales y no únicamente por la caída en la actividad económica sino por las consecuencias de los cambios en el impuesto a las Ganancias, en el Monotributo y en el IVA a los alimentos básicos, como herramientas para paliar la situación de los trabajadores y morigerar el impacto de la devaluación en la suba de precios.

Esas medidas anunciadas por el presidente Mauricio Macri entre el miércoles y jueves pasado, implicarán unos 3 mil millones de pesos de ingresos menos para Córdoba, según anticipó este medio en su edición del viernes último.

Pero el panorama está lejos aún de aclararse. “Es una incógnita. No sabemos con qué otra medida van a salir y cómo van a reaccionar los mercados”, señaló ayer a Comercio y Justicia una fuente cercana al gobernador Juan Schiaretti. Nadie en la Provincia quiere opinar por ahora y menos aún en una coyuntura tan volátil. La pregunta apuntaba a las expectativas que generaba la salida de Nicolás Dujovne y la designación de Hernan Lacunza como nuevo ministro de Hacienda y Finanzas, dato conocido el sábado último.

De todas formas, en el equipo de Schiaretti, todos miran con atención el derrotero del dólar como termómetro de un mercado que pone a prueba día tras día al Gobierno y también a quien asuma el 10 de diciembre.

La convocatoria

En ese marco, habrá que esperar unos días más a que el Gobierno cite a los gremios para iniciar el diálogo formal que derive en un eventual acuerdo salarial hacia adelante. Aún hay tiempo. El próximo incremento debería pagarse con los haberes de septiembre, esto es los primeros días de octubre.

Desde la Provincia esperan que mucho antes de ese plazo, las variables económicas se hayan asentado, sea en el nivel que sea pero asentado al fin.

Para Schiaretti es clave solucionar el frente con los gremios estatales. El gasto salarial es el de mayor peso dentro de las erogaciones corrientes y hasta abril, último dato disponible, mostraba un incremento interanual superior al 40 por ciento, más de seis puntos porcentuales por encima de la recaudación a esa fecha.

Curiosamente, la Provincia dejó de publicar datos de la ejecución presupuestaria mensual desde entonces. En resumen, difunde datos de recaudación en baja en tiempo y forma pero ahora no de la evolución del gasto, clave para saber cómo están hoy las cuentas públicas y qué tan comprometido está el superávit corriente, puntal del Presupuesto provincial.
Como fuere, los gremios ya se preparan para una pulseada que será tensa y de resultado aún incierto con el Gobierno provincial.

La semana pasada, la UEPC publicó un documento en el que señaló que siguen con “atención y cautela la grave situación económica y social que estamos viviendo tras las elecciones PASO del último domingo (por el domingo 12 de agosto pasado), y la corrida cambiaria que estamos transitando y que el Gobierno Nacional no ha logrado controlar aún.
La devaluación de estos días ya está impactando en el nivel de precios y tendrá como principal consecuencia la caída del poder adquisitivo de nuestros salarios”, contextualizó el gremio.

“Por ello demandamos al Gobierno de la Provincia de Córdoba la inmediata convocatoria a la Comisión de Política Salarial para resolver medidas que resguarden el poder adquisitivo de los salarios docentes activos y jubilados, y den cumplimiento efectivo a la aplicación de la Cláusula Gatillo oportunamente convenida”, indicó el texto.

“Además solicitamos que no se interpongan restricciones de ningún tipo al Boleto Educativo Gratuito para todos los docentes a los fines de garantizar la actividad escolar, tal como ya lo hemos planteado por nota el día 1 de julio de este año así como el pago de la asignación por movilidad a los docentes de Acompañamiento a la Integración (DAI), tal como lo ha establecido el Ministerio de Educación, para asegurar el acceso a los lugares de trabajo de dichos educadores”, indicó la UEPC.

“La delicada situación social, política e institucional que vive el país, demanda celeridad y responsabilidad, por ello solicitamos a las autoridades que actúen con sensibilidad y compromiso para que las y los trabajadores no seamos afectados por esta dramática coyuntura”, concluyó el gremio.

Comisión Federal de Impuestos

Los ministros de Finanzas de las diferentes provincias y funcionarios nacionales del área económica se reunirán el miércoles próximo en el marco de un nuevo encuentro de la Comisión Federal de Impuestos (CFI). La reunión que en rigor se realiza una vez al mes, será en esta ocasión especial a tenor del cambio en las variables macroeconómicas tras la devaluación de la semana pasada y cuyo final aún se desconoce.

Fuente: Comercio y Justicia