Resumen semanal de Maximiliano Montenegro

1. ¿LARGÓ LA PULSEADA POR EL DÓLAR? TENSIÓN CAMBIARIA CON  “SUBE Y BAJA” DEL RIESGO PAIS AL RITMO DE LAS ENCUESTAS

El dólar mayorista cortó esta semana la racha de 12 semanas en “calma” y cerró 43,35 pesos (+2% en la semana). Se incrementa la tensión cambiaria a días de la elección PASO. El alza en la demanda de dólares obligó al BCRA a usar las herramientas disponibles para contenerlo, así ratificó que la única prioridad oficial hoy es que el dólar no pegue ningún “saltito”.

Primero, vendió posiciones de dólar futuro:  según fuentes del mercado, unos U$S 1000 millones (vale recordar que el BCRA tiene el visto bueno del FMI para vender hasta U$S 6.600 millones en dólar futuro hasta septiembre),  además puede vender dólares de contado de las reservas, cosa que hasta ahora no realizó.  Para saber el monto real de dólares “cash” para vender les recomiendo ver acá.

Segundo, subió la tasa de interés de referencia de las Leliqs (las Letras de Liquidez que el Central coloca a los bancos), nuevamente, arriba de 59%.

Tercero, desde el inicio de la semana, el BCRA tomó medidas para que los bancos eleven la tasa que pagan a los ahorristas para evitar salidas al dólar en estos días, en las que las renovaciones de plazos fijos ya caen después del 11 de agosto. La tasa promedio para depósitos minoristas subió al 49% y para depósitos a más de 1 millón de pesos (BADLAR) al 51%.

2. EL ATESORAMIENTO DE DÓLARES DE LOS ARGENTINOS POR AHORA SIGUE “BAJO”, PERO ATENCIÓN: SE ESTÁN YENDO CAPITALES ESPECULATIVOS DE CORTO PLAZO, QUE APOSTABAN A LA TASA DE INTERÉS EN PESOS (CARRY-TRADE)

La compra de dólares de los argentinos sigue “baja”: en un junio fueron, en términos, netos unos U$S 1.000 millones, al igual que el déficit del turismo al exterior, que sumaron poco menos de 500 millones. (El año pasado, el atesoramiento tuvo picos 2500/3000 millones mensuales, y el déficit del turismo hasta la devaluación promediaba unos 900 millones al mes. Ver acá).

Sin embargo, en junio la salida neta de capitales fue de U$S 1.410 millones. Es un nivel de salida de dólares financieros de corto plazo equivalente a los picos de la crisis de mayo de 2018 y septiembre 2018 (con la segunda ronda de la crisis, con el salto del dólar de 30 a 40).

En junio, el mercado cambiario no tuvo ningún sobresalto porque el megasuperávit comercial (en junio, por décimo mes, casi U$S 6000 millones en el semestre, la oferta de dólares en el mercado cambiario es mayor por las operaciones a crédito), más los U$S 1200 millones de venta del Tesoro del préstamo del FMI compensaron esa salida de fondos.

Pero atención: si en algún momento crece el atesoramiento (la compra de dólares billete) de los argentinos, las tensión cambiaria se potenciará.

El aumento de demanda se conjugaría en agosto con una merma en la liquidación diaria del agro. Tomando el promedio histórico entre 2015-2019, baja a menos de USD 100 millones diarios (de los USD 120 millones de Julio).

El Gobierno dice que los argentinos ya no tienen pesos en los bolsillos con los que correr a un dólar de 45 pesos. Sin embargo, hay muchos pesos en depósitos en plazo fijo.

3. EL 70% DE LOS  DEPÓSITOS A PLAZO FIJO ESTÁN COLOCADOS A MENOS DE 60 DÍAS.

El comportamiento de los ahorristas en depósitos a plazo fijo es clave para la estabilidad cambiaria. En lo que va de julio los depósitos a plazo fijo –del sector privado- continúa creciendo, aunque menos que la tasa de interés promedio que pagan (4% mensual), y caen en términos reales: descontada la inflación.
En julio, aumentaron 3,5% (+ 41.767 millones de pesos entre el 01/07 y 23/07 ).

El goteo es pequeño y por ahora las tasas de interés exorbitantes (volvieron a aumentar esta semana) estaría pesando más que el miedo de que suceda después de las PASO. Sin embargo, si tomamos el dato del plazo al que se renuevan los plazo fijo, hay una tendencia a acortar el vencimiento. En marzo pasado, se colocaba a un plazo de entre 30 y 59 días el 65% del total de los depósitos. Mientras que en julio ese porcentaje se elevó al 70%. Habrá que ver sucede entre agosto y octubre.

4. EL REBOTE NO EVITA LA DESTRUCCIÓN DE EMPLEOS DE CALIDAD

La Secretaria de Trabajo de la Nación dio a conocer los datos de empleo registrado de mayo pasado. El número de destrucción de puestos de trabajo alcanzo el 2,4% en el último año. Se perdieron 168.700 puestos trabajo en blanco entre mayo pasado, y mismo mes de 2018.

Pese a que el INDEC el jueves pasado publicó el dato del EMAE (Estimador mensual de la actividad económica) con un rebote de 2,6% (interanual) y de 0,2% respecto al mes de abril. Esta buena noticia no tuvo impacto en el dato de empleo (reflejado en el Sistema Integrado Previsional Argentino). La recuperación es casi toda explicada por el agro (creció casi 50% contra la seguía del año pasado) El resto de los sectores (industria, comercio y construcción), más intensivos en empleo siguen abajo:
En el acumulado de los últimos 12 meses, la Industria destruyó 67 mil empleos registrados, “Comercio “ perdió 50 mil puestos registrados (-4,3%), “Transporte”  20 mil puestos  (-3,6%) , “Actividad Inmobiliaria” 16 mil puestos registrados (-1,9%) y  “Construcción” 14.000 empleos (-3,1%).

Fuente: Plan M