Rentas migra base de datos a nuevo soporte y agiliza gestión

Después de 20 años, reemplaza el OTax por una herramienta superadora, el PSMR. Invertirá US$20 millones. Permitirá centralizar sistemas periféricos y, más adelante, sumar información de otras reparticiones públicas. El traspaso de cuentas de miles de contribuyentes será auditado por PwC. La implementación corre por cuenta de estadounidenses y mexicanos.

El nuevo sistema de gestión tributaria -por el que la Provincia invertirá 20 millones de dólares- apunta a centralizar, agilizar y simplificar los trámites de los contribuyentes ante Rentas pero también, en una segunda instancia, los soportes servirán para nuclear información de otras reparticiones públicas.

Se trata del sistema que reemplazará al Oracle Tax (OTax), adquirido hace casi 20 años durante la primera gestión de José Manuel de la Sota.
Ahora, la Provincia adquirió una nueva herramienta de gestión, el Public Sector Revenue Management (PSRM), también del gigante Oracle.

La estrategia, que fue diseñada en conjunto con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, permitirá reemplazar un sistema que, si bien robusto y seguro, requería ya de múltiples herramientas periféricas que permitieran complementar las nuevas aplicaciones que se fueron sumando conforme el avance tecnológico.

La puesta en marcha del PSRM se enmarca también en la decisión de la Provincia de avanzar en la desburocratización, simplificación y digitalización de diferentes trámites bajo la órbita del sector público.

En ese contexto, hoy, el gobernador Juan Schiaretti, firmará con el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, el denominado Compromiso Federal para la Modernización del Estado y un acuerdo para compartir la red de fibra óptica nacional y provincial.

La implementación del nuevo sistema tendrá un plazo de 18 meses y, en principio, apunta a mejorar la gestión tributaria a cargo de Rentas.

Por lo pronto, la decisión de dejar el OTax e incorporar el PSRM implica la tarea de migrar toda la base de datos de los miles de contribuyentes, sus deudas, vencimientos, multas y demás acreencias del Fisco. Ese trabajo -que, en rigor, ya comenzó junto a la implementación del flamante sistema- estará a cargo de profesionales estadounidenses y mexicanos.

En tanto, la evaluación y control de esa transferencia fue contratada con la empresa PriceWaterhouseCoopers (PwC) que en definitiva auditará la migración de datos.

El trabajo es clave, toda vez que cualquier error, implica sumar o restar acreencias a Rentas, de uno o más contribuyentes de cualquier tributo.

El OTax fue un sistema de punta que, con el paso de los años, fue superado por las posibilidades que traían los avances tecnológicos.

Así, trámites como la posibilidad de consultar deudas y pagar vía web, compensaciones o acreencias no tributarias como multas, comenzaron a realizarse a través de programas periféricos cuyos datos luego debían exportarse al OTax, lo que representaba una doble tarea.

La estrategia apunta también a centralizar todos los datos de organismos bajo la órbita de Finanzas que, además de Rentas, incluyen el Registro de la Propiedad y Catastro.

Sin embargo, incluso, en una segunda etapa, se sumará información sobre liquidaciones de sueldos, planes sociales o de beneficiarios de la obra social provincial Apross, por ejemplo.

Las posibilidades son múltiples y la capacidad del sistema soporta un cúmulo de información que antes era imposible centralizar.

Modernización del Estado

En cuanto al convenio que firmará hoy Schiaretti con Ibarra, la idea es avanzar justamente en la simplificación y digitalización de diferentes trámites en la administración pública.

De hecho, el acuerdo será firmado, además de por el gobernador, por el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano; la secretaria General de la Gobernación, Silvina Rivero; su par de Planeamiento y Modernización, Alejandra Torres, y el secretario de Comunicaciones y Conectividad, Manuel Calvo.

Los cambios también involucrarán las tareas que realizan algunos empleados. “Tendrán nuevos desafíos”, planteó ayer a Comercio y Justicia una fuente del Ejecutivo, que descartó que vaya a haber eventuales cesantías, vinculadas a retiros voluntarios o pasividades anticipadas. “Estamos emprendiendo una nueva etapa para transformar el Estado y acercarlo aún más a los cordobeses.
Próximamente, enviaremos a esta Legislatura un proyecto de ley de simplificación y aceleración de los procesos administrativos del Estado provincial”, había dicho Schiaretti el 1 de febrero pasado en el marco del discurso de apertura de un nuevo período de sesiones ordinarias de la Unicameral.

“Esto implicará eliminar pasos, poner plazos máximos a los trámites con penalización a los funcionarios que no cumplan con esos tiempos; y, lo más importante, cargar en una base de datos central que concentrará toda la documentación de los cordobeses que requiere cualquier trámite en la provincia”, señaló entonces Schiaretti y completó: “ Hacer predictivo el sistema administrativo para que sea el Estado el que procura la información y no el vecino quien tiene que deambular buscando sus datos. En definitiva, los datos de todos los tiene el Estado. Esto es poner el big data o las bases de datos del gobierno al servicio de los cordobeses”.

Fuente: Comercio y Justicia