Renta financiera: qué condiciones hay que reunir para tributar

Solo les gravarán las ganancias que obtengan por esos activos a aquellas personas físicas que registren ingresos superiores a 300.000 pesos anuales, pero con un mínimo no imponible de 52.000 pesos.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunció hoy la aplicación de un impuesto a la renta financiera a las personas físicas, que será de 5% para los instrumentos en pesos y de 15% para los indexados, sean que estén nominados en dólares, o que indexen por UVA o CER.

Según señalaron fuentes de Hacienda a El Cronista, el tributo sólo alcanzará a aquellas personas que tienen ingresos anuales superiores a los 300.000 pesos, y con un mínimo no imponible de 52.000 de ganancias. “Es decir que solo pagarán, por una ganancia por arriba de 52.000, aquellas personas que con todas sus entradas (salarios, un alquiler, una renta incluso financiera) obtengan ingresos de más de esa cifra”, unos 25.000 mensuales.

El gravamen alcanzará a todos los instrumentos disponibles, exceptuando a las acciones.

La alícuota será de 5 por ciento para inversiones en pesos de renta fija, mientras que se eleva al 15 por ciento para rendimientos de instrumentos en moneda extranjera o indexados. “Como no puedo aislar el efecto de la inflación en las inversiones en pesos, la gravo con un impuesto menor que a los otros activos que sí están protegidos porque están en moneda extranjera o por mecanismos de indexación”, explicaron las mismas fuentes.

Y realizaron el siguiente cálculo en base a un ejemplo: “Si supero los 300 mil de ingresos y tengo un plazo fijo que me deja una ganancia anual de 60.000 pesos, solo tributo por 8.000 pesos, es decir que al final del año pagaré 400 pesos.

Otro ejemplo que dieron en Hacienda, para defender el escaso impacto del gravamen, fue el siguiente: “Si tomo una Lebac que me da el 26% anual, al aplicarle el impuesto del 5% me va a comer aproximadamente el 1,5% de esa ganancia y me la dejará en 24,7%”

“Es de estricta equidad gravar la renta financiera cuando está gravado el trabajo”, señaló Dujovne al defender la iniciativa en la conferencia, al tiempo que aclaró, en otro tramo de su presentación, que la reforma tributaria no prevé modificaciones en el denominado impuesto al salario.

No obstante, el ministro aclaró que los montos definitivos sobre los mínimos no imponibles serán definidos mediante la reglamentación de la ley

Dujovne estimó que este impuesto “no impactará” en el mercado interno y señaló que ‘sin este tributo el mercado financiera argentino es de apenas de 15 por ciento del PBI‘

Se estima que la recaudación por este impuesto será de 0,2 por ciento del PBI.

Fuente: El Cronista