Reglamentan la Ley Pyme y esperan alta adhesión provincial

A partir de la norma, las empresas de este segmento podrán gozar de una batería de medidas impositivas, como el IVA a 90 días y tomar a cuenta de Ganancias el Cheque

Con algunas semanas de demora, el Gobierno reglamentará esta semana la Ley Pyme, por lo que las empresas que se registren como tales podrán gozar de los beneficios tributarios contemplados en la norma, como la posibilidad de pagar el IVA cada 90 días y tomarse a cuenta de Ganancias el 100% del impuesto al Cheque. Mientras tanto, varias provincias analizan adherirse y garantizar, de ese modo, la estabilidad fiscal por dos años.

Según confirmó el secretario de Emprendedores y Pymes del Ministerio de Producción, Mariano Mayer, las jurisdicciones de Salta, Buenos Aires, Neuquén y Mendoza están evaluando su adhesión, que implicará el compromiso de no modificar la estructura impositiva hasta el 31 de diciembre de 2018 y, eventualmente, reducir algún tributo provincial. Desde el gobierno nacional también se instruyó a las provincias a que inviten a los municipios a sumarse. La fuerte carga tributaria existente en la Argentina, con la superposición de impuestos a nivel nacional, provincial y municipal, es uno de los grandes problemas que sufren las empresas, y especialmente las pymes.

En diálogo con El Cronista, Mayer aclaró que la adhesión de las provincias sólo se limita al aspecto de la ley vinculada con la estabilidad fiscal, pero aún si no lo hacen, los beneficios de la norma incluyen a las pymes de todo el país. De todos modos, deben categorizarse como pymes en la página web de la AFIP y hasta ahora sólo hay 60.000 anotadas de las 800.000 existentes.

A partir de la reglamentación de la norma, que saldrá acompañada por varias resoluciones del organismo recaudador, las micro, pequeñas y medianas empresas accederán a los siguientes beneficios:

-La eliminación del impuesto a la Ganancia Mínima Presunta para los ejercicios 2017.

-La compensación del 100% del impuesto al Cheque como pago a cuenta de Ganancias para micro y pequeñas empresas, y el 50% para las medianas tramo 1.

-El pago del IVA a los 90 días. Los saldos serán compensados vía un bono fiscal.

-La desgravación de Ganancias de hasta el 10% de las inversiones productivas realizadas. Además, se otorgará un crédito fiscal por el IVA de estas inversiones.

-La ayuda económica para las pymes en situación de crisis. La reglamentación definirá qué se entiende como inversión productiva y será un concepto amplio, anticipó Mayer. Además, las empresas no deberán presentar las carpetas con los respectivos proyectos de inversión para quedar sujetos a la aprobación oficial, sino que tendrán que explicitarlo por declaración jurada y será tomado como válido para que puedan gozar del beneficio. Luego será la AFIP la encargada de realizar los respectivos controles, pero de esta manera el mecanismo será más ágil y las pymes podrán acceder a esta ventaja impositiva. «Si les pedimos que presenten carpetas y carpetas con los proyectos, el proceso se vuelve complejo y nadie accede al beneficio», aclaró el funcionario.
Las pymes representan el 99% de las empresas del país y cerca de 70% del empleo registrado. De las 800.000 existentes en la Argentina, la mitad son empleadoras de 4 millones de trabajadores.

Según el cuadro de tipificación de las pymes vigente, en el sector de comercio, por ejemplo, se considera microempresa cuando factura hasta $ 9 millones; pequeña, hasta $ 55 millones; mediana tramo 1, hasta
$ 450 millones; y mediana tramo 2, hasta $ 650 millones anuales. En el rubro servicios, en tanto, los valores alcanzan los $ 2,5 millones; $ 15 millones; $ 125 millones y $ 180 millones respectivamente.

Fuente: El Cronista