Reconocimiento a los cien años de la llegada de la Familia Caccia a Hernando

15-11-2018 – En la tarde de este jueves desde TX nos llegamos a la vecina localidad de Pampayasta Sud para entrevistar a los hermanos Antonio y Lilia Caccia, para a través de ellos recordar los cien años de la llegada de esta familia a nuestra ciudad.

En esta grata oportunidad nos acompañaron el intendente de la Perla de la región Sr. Ivan Diyorio, que en nombre del municipio le regaló una torta a Lilia, que el pasado martes 13 de Noviembre cumplió 90 años; y el Legislador Departamental José Luis «Lichi» Scarlatto, quien en nombre de la Legislatura Provincial entregó una placa recordatoria en reconocimiento a toda la familia por este hermoso acontecimiento.

A continuación la videoentrevista.

RESEÑA HISTORICA DE LA FAMILIA CACCIA EN HERNANDO

La familia Caccia llegó a Hernando provenientes de Rosario el 18 de Octubre de 1918, hace justamente cien años. El padre de la familia, Sr. Antonio Caccia compra el negocio de Relojería y Armería que funcionaba donde actualmente se encuentra Casa Luisito (calle Liniers frente a la plaza). Hoy, los cuatro hermanos están en diferentes lugares, y son todos nonagenarios Deolinda tiene 99, Irma 96, Antonio Pablo 93 (el único que permanece en nuestra ciudad) y Lilia Ester, 90 años.

Esta familia tiene la particularidad de ser una de “las más antiguas” de la ciudad ya que Hernando nace en el año 1.912, y si bien podemos decir que “por cuestiones de edad de quienes fueron sus dueños” el negocio ya no existe físicamente, (se cerró en el año 2000) en el imaginario colectivo, queda el recuerdo de ese lugar emblemático.

Una de las vidrieras que vio pasar varias generaciones por allí y que era entre otras cosas un lugar donde “se podía elegir un regalo significativo para una ocasión importante”.

La Relojería y Armería funcionó hasta el año 1932 en el local de Casa Luisito, momento en que se mudan a las instalaciones donde está el Resto bar Week End, para en el año 1940 trasladarse a San Martín y Colón.

Antonio Caccia padre, estuvo a cargo del negocio hasta 1959, a partir de entonces dos de sus hijos quedaron al frente del mismo, pero dividiéndose: Lilia siguió en la dirección de San Martín y Colón mientras que Antonio fue el responsable del negocio que tenía la Joyería en calle San Martín 220 y el Bazar en calle Colón 40.

Hoy a cien años de la llegada de esta familia a Hernando, nos pusimos en contacto con Lilia, quien con sus 90 años se encuentra viviendo en la localidad de Pampayasta desde hace un par de años, pero que la vida la encuentra lúcida, muy bien y sobretodo con muchas ganas de recordar su historia, que a la vez es parte de nuestra historia hernandense.

A su vez, su hermano Antonio, quien también está muy bien, y muy amablemente nos aportó estos datos, sigue siendo parte de la historia viva de nuestra ciudad y aunque no es muy amigo de las cámaras, tiene una gran disposición para responder lo que sabe de historia por experiencia propia.