Punteo de los principales temas a prestar atención según Maximiliano Montenegro

1) EL CEPO DESACELERÓ LA HEMORRAGIA, PERO AÚN ASÍ SIGUEN SALIENDO MUCHOS DÓLARES

  • Según lo informado por el Banco Central, las reservas cayeron el viernes 128 millones de dólares y cerraron en u$s 49.598 millones . En la semana las reservas brutas disminuyeron 484 millones de dólares y caen U$S 4.500 millones en lo que va de septiembre.

  •  Recordemos que el viernes 9 de agosto, previo a las PASO, las reservas brutas sumaban 66.310 millones y cayeron a 54.098 millones el viernes 30 de agosto, previo al cepo: una baja de U$S 12.212 millones en apenas 3 semanas (en realidad sólo 14 días hábiles). Una pérdida promedio de U$S 872 millones diarios antes del cepo.

  • Tras la implementación del cepo cambiario la sangría de reservas del BCRA disminuyó, pero continúa persistente.

  • Las reservas brutas, desde el cepo, disminuyeron de u$s 54.098 millones (30/08) a u$s 49.598 millones en la actualidad. Cayeron 4.500 millones de dólares en 3 semanas con cepo. En promedio u$s 300 millones diarios; es decir que la pérdida de dólares del Banco Central se redujo casi a un tercio.

  •  El grado de intervención del BCRA en el mercado de cambios para estabilizar dólar también ha disminuido considerablemente desde el cepo cambiario. Entre la elección PASO y la implementación del nuevo cepo el BCRA había vendido u$S 2.038 millones para controlar al dólar. A razón de 145 millones por día hábil.

  •  Desde el control de cambios las ventas de divisas por parte del Central totalizaron u$s 529 millones. Es decir, vendió en promedio u$s 37 millones diarios.

  •  En síntesis, la salida de dólares con el cepo disminuyó notablemente. Pero aún así, las cuentas son demasiado ajustadas para llegar sin sobresaltos al 10 de diciembre con los dólares disponibles en el Banco Central. En especial, si esos dólares siguen teniendo no sólo el destino del pago de deuda en dólares hasta fin de año (unos U$S 6.500/7000 millones aún después del “reperfilamiento” de los vencimientos) sino también la venta de dólares del Central en el mercado cambiario para evitar que el tipo de cambio siga escalando.

  • En nuestra proyección, el actual ritmo de venta de reservas implica unos U$S 1000 millones mensuales, es decir, U$S 3000 millones hasta el cambio de Gobierno. Eso suponiendo que no haya ningún evento –o el agravamiento de la propia dinámica económica– que obligue a una mayor intervención del Banco Central, en especial después de la elección del 27 de octubre.

  •  Del otro lado, las «reservas netas» – los dólares reales con los que cuenta el Central- ronda los U$S 13.000 millones.

  •  O se consigue el auxilio extra del FMI (el desembolso de los U$S 5400 millones pendientes o la autorización para usar los U$S 7.200 millones de dólares en el BCRA que figuran para “fortalecimiento de las reservas” y son por ahora “intocables”) o habrá que seguir cerrando cada vez más el cepo.

2) PESE A LAS PROMESAS AL SECTOR INMOBILIARIO, LA TENDENCIA ES A QUE EL CEPO SE CIERRE CADA VEZ MÁS.
  • El Banco Central no sólo está extremadamente cauto a la hora de hacer concesiones al cepo cambiario sino que al contrario la tendencia es a endurecerlo.

  •  Vale como ejemplo lo que sucedió con el sector inmobiliario. Las principales Cámaras del sector se habían entusiasmado con que  el Central autorizaría 152.000 dólares para la compra de vivienda única, fondos que los ahorristas podrían sacar de plazos fijos, fondos comunes de inversión o la liquidación de bonos de la deuda. Así lo había prometido personalmente el propio Guido Sandleris según relatan distintos dirigentes sectoriales

  •  Sin embargo, por ahora, el BCRA sólo flexibilizó el control de cambios para quienes tienen un crédito hipotecario ya aprobado para compra de vivienda única y sólo autorizó la adquisición de hasta 100.000 dólares. Se calcula que hay solo 800 carpetas crediticias en estas condiciones. Pero la norma aclara que quien utilice esta excepción, no podrá comprar dólares para atesoramiento en los meses siguientes, hasta cubrir el cupo de 10.000 dólares mensuales fijado para las personas físicas. En otras palabras , lo que el BCRA hizo para estos casos es adelantarles el cupo de 10 meses de atesoramiento (como máximo).

  •  Por el momento, no hay posibilidad para quienes quieran comprar una vivienda y tienen ahorros en pesos en depósitos a plazos fijos (o en otros instrumentos financieros en pesos) de poder acceder a un cupo mayor de dólares que los u$s 10.000 mensuales. No hay una solución para ellos.

  •  En lo inmediato, este grupo debe comprar su cupo mensual. Y para conseguir el resto de los dólares  debería recurrir al “mercado de paralelo” o comprar títulos públicos en dólares con pesos y venderlos en dólares (dólar MEP), pagando un precio 10% superior al dólar oficial por el monto por fuera del cupo mensual.

3) LA SALIDA DE DEPÓSITOS EN DÓLARES SE DESACELERÓ FUERTE, PERO CONTINÚA. LOS BANCOS APURAN EL RECUPERO DE PRÉSTAMOS A EXPORTADORES Y SE HACEN DE UN COLCHÓN DE DÓLARES “POR LAS DUDAS”.

  •  Desde el viernes previo a las PASO, ya salieron de los bancos U$S 10.295 millones, una caída de depósitos del 31,7 % en 5 semanas y media. Los depósitos en dólares totales del sistema pasaron de u$s 32.503 millones a u$s 22.208 millones el miércoles pasado (18/9, último dato oficial disponible).

  •  La “buena noticia” es que hay una desaceleración significativa de la corrida. El pico de retiros fue de U$S 1.100 millones el viernes 30 de agosto, posterior al “reperfilamiento”, que generó pánico en los ahorristas en fondos comunes de inversión, y previo al cepo.

  •  Entre el viernes 9 de agosto, previo a las PASO, y el viernes 30 de agosto, previo al cepo, los depósitos en dólares cayeron U$S 9.901 millones (de U$S 32.503 millones a U$S 26.602) a razón de un promedio diario de U$S 707 millones.

  • Después del cepo hasta el miércoles pasado, cayeron 4.394 millones, un promedio diario de retiros de U$S 338 millones.

  • Pero en la segunda semana de septiembre, la salida bajó a un promedio de U$S 190 millones diarios. Y en los últimos 3 días hábiles (lunes a miércoles de la semana pasada) fue de U$S 110 millones diarios (U$S 127 millones, 105 millones y 97 millones, respectivamente).

  • Igualmente, de nuevo, para llegar sin “sorpresas” hasta el 10 de diciembre con los dólares resguardados en los bancos y en el BCRA para la devolución de depósitos, el nivel de retiros debería seguir disminuyendo.

  • Como medida precautoria, los bancos han  acelerado el recupero de préstamos en moneda extranjera otorgados a exportadores, con el consiguiente impacto negativo sobre la economía real.

  • Según el informe diario del BCRA, los bancos -ante este escenario- tienen líquidos, en efectivo, 5.031 millones de dólares. Hace 30 días ese stock era de sólo 3.900 millones. Mientras que un año atrás esa disponibilidad de «dólares en efectivo» era sólo de U$S 2000 millones.

  •  Así tienen un resguardo adicional al encaje de dólares en el Banco Central, para abastecer a los ahorristas que quieren retirar sus dólares y llevarlos a una caja de seguridad, al “colchón” o girarlos al exterior.

  • Recordemos que todavía quedan U$S 22.208 millones de depósitos privados en el sistema. Mientras que en el Banco Central hay “encajados” (inmovilizados para la devolución de depósitos) u$s 7.766 millones. Los U$S 5000 millones cash en los bancos son un reaseguro por si la corrida continúa o vuelve a acelerarse.

4) LA DESCONFIANZA ES TAN GRANDE QUE, SEGÚN EL BCRA, LA MITAD DE LOS RETIROS DE DEPÓSITOS EN DÓLARES SE FUGAN AL EXTERIOR.

  • El último informe de la “Evolución del Mercado cambiario” del BCRA, correspondiente a Agosto, tiene un dato que marca la magnitud de la desconfianza y la corrida desatada después de las PASO.

  • El informe destaca que  los depósitos cayeron u$s 5.900 millones desde las PASO. Mientras que en el mes se realizaron transferencias al exterior  que totalizaron 3.400 millones de dólares. Es decir que más de la mitad de los retiros de depósitos en dólares del sistema se fueron al exterior. El resto a cajas de seguridad o al “colchón”.

  • En tanto  “Inversores institucionales” (residentes y no residentes) efectuaron compras netas de dólares por 900 millones en agosto pasado.

  • Según el BCRA, en agosto la demanda neta de “dólares billete” para atesoramiento fue de  u$s 1.875 millones por parte de personas físicas.

  • Hubo 1.300.000 individuos que compraron moneda extranjera. Un 16% menos a julio pasado -1.500.000 personas-. El salto del tipo de cambio – de 45 a 60 pesos- tras las PASO hizo que se licue parte de la capacidad de ahorro en moneda extranjera  Quienes querían acceder al mercado de cambios terminaron comprando menos dólares.

  •  El propio informe del BCRA marca la caída en la demanda promedio de personas físicas – por día – después del 11 de agosto. Hasta ese día las compras netas promedio totales por día eran de 105 millones de dólares. Y posteriormente el promedio bajó a u$s 81 millones por día hábil.

  • Además, en agosto, el 59% de las operaciones de compras de los individuos estuvo por debajo de los 10.000 dólares.

5) LA INFLACIÓN MAYORISTA RÉCORD EN AGOSTO IMPULSA UN PICO INFLACIONARIO EN SEPTIEMBRE.

  • El INDEC dio a conocer que  la inflación de precios mayoristas de agosto fue de  11,2% y acumula un 62,8 % en los 12 meses previos.

  • Lo que preocupa es la inflación minorista (IPC) que se acelerará fuertemente en septiembre.

  •  La inflación minorista “piso»  para el mes de septiembre es de  5% para la IPC-general y 6% para “alimentos y bebidas” . Esta estimación no contemplan el “descongelamiento» de los combustibles (subieron 4%) de la semana pasada, que impactará en ambos índices.

  •  El piso de inflación para el consumidor se ubica para este año en el 54%.

Fuente: Plan M