Provincia elimina diferencial de IIBB y va por ventas online

Son las denominadas “aduanas internas”, que gravaban con un extra la industria de “extraña jurisdicción”. Para neutralizar el efecto fiscal, de $1.800 millones anuales, apuntan a cobrar Ingresos Brutos a las operaciones por la red. Incluirán el juego electrónico pero también Netflix y paquetes turísticos, entre otros

El Gobierno provincial anunció la eliminación de las “alícuotas agravadas” del impuesto a los Ingresos Brutos (IIBB) que regían para contribuyentes de “extraña jurisdicción”.
La decisión, anunciada ayer por la Provincia mediante un comunicado, fue confirmada luego a Comercio y Justicia por el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano.
Para neutralizar el costo fiscal de esta decisión, que el propio Giordano cuantificó en unos 1.800 millones de pesos anuales, se avanza en un proyecto para incrementar los gravamenes al juego.
En ese marco, Giordano dijo que, más allá del juego tradicional, que ya tiene una carga impositiva -en el caso de las tragamonedas y por los alcances del contrato de la empresa CET, la Provincia no puede subir la carga impositiva-, la idea es avanzar en instrumentar un tributo para ese tipo de actividad que se desarrolla vía electrónica y a través de Internet.
Con todo y según pudo saber este medio, la estrategia es mucho más amplia. La intención oficial es activar un tributo a todo tipo de movimientos que se genere “en la nube” y que hoy, por no tener sede física concreta, no está alcanzada por ningún impuesto.
En ese marco, la idea es avanzar también en otros frentes, por ejemplo la plataforma Netflix o aquellas que ofrecen alojamientos o pasajes, v. gr. Airbnb.
La forma de salvar las dificultades prácticas de instrumentar un tributo y poder percibirlo será, en principio, mediante las tarjetas de crédito, que se convertirán en agentes de percepción.
La idea está avanzada y se trabaja en conjunto con las provincias más grandes del país.
Es que se busca una estrategia común ante la generalización de operaciones comerciales de distinto tipo a través de la red.

Esa tarea conjunta incluye un cambio conceptual de IIBB, cuya norma de sustento es de vieja data y apunta a gravar aquellas operaciones de empresas radicadas en el territorio físico de cada provincia.
El avance tecnológico y la diversificación de los canales de venta convirtió esa premisa básica de IIBB en “extemporánea”, aseguró una fuente consultada.
En ese marco, la intención es que todas las provincias hagan causa común y interpongan un tributo para ese tipo de actividades.
Por ahora no está decidido si será una alícuota única para todas las operaciones o habrá diferenciales.
“Son temas que están en estudio pero la intención es que rijan desde 2018”, dijo Giordano.
Tampoco está claro cuánto se podrá recaudar por esa vía.
En todo caso, el ministro de Finanzas dijo que la idea es que el costo fiscal de la eliminación de los diferenciales de IIBB se neutralice también, en parte, con una mejora en la fiscalización que redunde en un alza de la recaudación.
Por lo demás, la decisión de quitar las denominadas “aduanas internas” tiene otras lecturas.
La decisión se tomó pese a que el Gobierno nacional no avanzó en una redistribución del impuesto al cheque, tal como solicitó el gobernador Juan Schiaretti.
El otro punto era el frente judicial. Los fallos adversos a la Provincia de cada vez más empresas que recurrían a esa vía para oponerse a lo que consideraban discriminatorio, hace presagiar una inminente sentencia de la Corte Suprema de Justicia sobre la cuestión de fondo y en contra de las denominadas “aduanas internas”.
La decisión de eliminar los diferenciales de IIBB se tomó ayer luego de la reunión de gabinete económico y productivo, según informó la Provincia.

Apoyo de los industriales
La medida fue avalada por los sectores empresariales involucrados, entre ellos la Unión Industrial de Córdoba (UIC).
Mediante un comunicado, ésta “valoró” la medida y señaló que “ante la compleja situación económica que vive nuestro país, se requiere la adopción de diversas medidas por parte de las autoridades para amortiguar las dificultades que se perciben en la actividad productiva”.
En ese marco, la entidad aseguró que “valoramos la nueva disposición de Gobierno de la Provincia de Córdoba que a partir del 1° de enero eliminará la aduana interna en ingresos brutos”.
E indicó: “A lo largo de estos años, hemos manifestado reiteradamente nuestra profunda preocupación y reclamo ante el aumento de la presión impositiva en el orden nacional, provincial y municipal”.
El documento concluyó reiterando que “el sector industrial requiere elevar su competitividad empresaria, para ello sostenemos la necesidad imperiosa y urgente de simplificar el esquema tributario, disminuir el gasto público creciente, concentrar el esfuerzo sobre la evasión e incentivar a los que invierten, producen, generan empleo y agregan valor”.
La UIC había sido una de las tantas entidades que se había manifestado crítica de este tipo de gravamen, más allá de las críticas a IIBB en general.

Fuente: Comercio y Justicia