Propuesta para reducir el gasto político en el Congreso de la Nación

18-08-2018 – En estos días de ajuste de gastos en nuestro país, y en el que en nuestra provincia se ha producido el despido de cien empleados de las Fábricas Militares de Río Tercero y Villa María para ahorrar recursos del presupuesto nacional en su gasto primario, bien valdría la pena reducir gastos del sector político como elemento de ahorro de recursos y como un acto ejemplo para la población.

La Cámara de Senadores no puede reducir su composición, porque la misma es de tres senadores por provincia (dos por la mayoría y uno por la primer minoría), haciendo un total de 72 en el país, más la Vice Presidente de la Nación, que es la Presidente de la Cámara; pero si podría reducir la cantidad de empleados y asesores por senador con que cuenta, que según datos periodísticos asciende al número de 70; pudiendo trabajar tranquilamente con 20 empleados por cada senador, tomando por ejemplo igual número que maneja la cámara de diputados.

Suponiendo que ese número sea factible y tomando por ejemplo un promedio de $ 40.000 por empleado o asesor; el ahorro anual, de 50 empleados o asesores por cada uno de ellos, por reducción de costos para el estado sería de 1.700 millones de pesos; con 3.600 empleados y asesores menos con sueldos por parte del estado.

En lo que respecta a la cámara de Diputados, la composición de la misma podría reducirse a la mitad, pasando de su composición actual de 257 miembros a 129 miembros (ver foto que ilustra la presente nota) ,manteniendo la proporcionalidad de diputados en función de la población, es decir que cada provincia tendría menos diputados, pero mantendría su proporción en la cámara sin perder participación dentro de la misma.

Si tomamos en cuenta que según datos periodísticos la Cámara de Diputados cuenta con un promedio de 20 empleados o asesores por cada Diputado, el estado tendría que pagar el sueldo de 128 diputados y 2.560 empleados o asesores menos.

Si el costo mensual de un Diputado entre sueldo, dietas y cargas sociales promedia alrededor de $ 200.000 y cada empleado por ejemplo promediara los $ 40.000.-, el ahorro anual por esta reducción en la composición de la Cámara de Diputados de la Nación sería de $ 1.500 millones de pesos.

Si sumamos el ahorro en ambas cámaras, el ahorro total anual sería de 3.200 millones de pesos en gastos directos, esto es sin tener en cuenta todo otro tipo de gastos indirectos que ello significa como 128 oficinas menos que gastan electricidad, 128 vehículos menos gastando combustible del estado, menos consumo de electicidad, gas, papel, fotocopia, etc.

Según datos del presupuesto entre ambas cámaras gastan más de 10.000 millones de pesos por año, la cifra anterior significaría un ahorro del 30% aproximadamente del presupuesto anual para el Congreso Nacional.

Sería un aporte bueno de la política para con la población, no solamente en lo económico, sino también en lo ejemplificativo, en momentos en que se está pidiendo sacrificio para producir ahorro fiscal a las cuentas públicas del Estado.

Además este cambio no implicaría ninguna modificación en la formación y sanción de leyes en nuestro país, solo bajaría el número necesario para formar el quorum para sesionar, pasando de los 129 actuales a 65 diputados en el recinto.

Por Gustavo Peretti