Por qué no un dólar turista?

Por el Cr. Gustavo Peretti

15-05-2018 – Dado el déficit de la balanza comercial y el elevado costo a nivel país que ello significa no sería descabellado que a quien quiera vacacionar en el exterior le salga caro.

Desde mi punto de vista un impuesto al dólar comprado para vacacionar en el exterior y a los gastos realizados a través de tarjetas de crédito en el exterior debería llevar un impuesto del 35% por ciento, es decir pagando un dólar de por lo menos 33 pesos, para que los habitantes de nuestro país no tengan incentivos de viajar al exterior y gastar dólares que la economía no tiene; y si lo hace que le genere ingresos fiscales al estado.

Esta política que llevó adelante el gobierno anterior desde mi punto de vista no era mala, ya que al mismo tiempo impulsa el turismo nacional y ayuda en mucho a reducir el déficit de la balanza comercial. En el año 2017 el déficit de dicha balanza equivalió a la diferencia entre lo que gastaron los argentinos en turismo en el exterior, aproximadamente diez mil millones de dólares y lo que ingresó por turismo extranjero a nuestro país, aproximadamente mil quinientos millones de dólares es decir un déficit de ocho mil quinientos millones de dólares.

Tenemos una Argentina hermosa, por qué los Argentinos no podemos vacacionar en nuestro país, generando tres consecuencias muy importantes, 1°) reducir drásticamente el déficit de la balanza comercial, 2°) potenciar el turismo nacional y 3°) Generar ingresos fiscales al estado tanto sea por el consumo interno, como también por el consumo de dólares de nuestras reservas en el exterior.