Por primera vez en 20 años, Argentina producirá más maíz que soja

La estimación realizada por la Secretaría de Agroindustria de la Nación ubica la producción en 56 millones de toneladas, 100 mil más que la proyección considerada para la oleaginosa. Los cálculos privados se ubican por debajo de los oficiales

05-06-2019 – La producción de maíz en la presente campaña superará la de soja por primera vez en 20 años, al alcanzar 56 millones de toneladas, según las estimaciones de la Secretaría de Agroindustria de la Nación, que hizo públicas ayer.
De concretarse esa estimación, la cosecha de maíz superará en 29% el total obtenido en el ciclo anterior y, asimismo, se ubicará en 100.000 toneladas por encima del resultado de producción de la oleaginosa.
“Por primera vez en 20 años, la producción de maíz superará en cantidad a la de soja, en el marco de una cosecha de granos récord de 145 millones de toneladas”, indicó al respecto el secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere.
Asimismo, Etchevehere aseveró que “el productor y toda la cadena agrícola volvieron a apostar e invertir después de la peor sequía en 50 años, porque confían en Argentina”.
Según lo informado por la Secretaría en el Monitor Agrícola mensual, la cosecha de maíz presentó un avance de 86% al mes de mayo y se prevé una producción total de 56 millones de toneladas, mientras que los trabajos de recolección de soja se ubican en 90%, con una trilla estimada de 55,9 millones.
Vale tener en cuenta que las cifra calculadas por la Secretaría nacional superan ampliamente a las estimadas por las entidades privadas, las que sólo toman para sus proyecciones el maíz con destino comercial y así prevén que la cosecha de soja superará a la de maíz.
“La Secretaría de Agroindustria mide toda la producción de maíz, inclusive aquella que los productores utilizan para consumo propio”, indicó el subsecretario de Agricultura, Luis Urriza, al tiempo que explicó: “Todo el maíz que un productor siembra y cosecha y autoconsume (como forraje), nosotros lo contemplamos”.
Debido a esto, entre las previsiones de producción realizadas por el sector privado y aquellas difundidas desde el sector público llega a haber una diferencia en torno a las ocho millones de toneladas.
Así, para la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), en la presente campaña la producción rondaría las 48 millones de toneladas, mientras que la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) calculó en unas 48,5 millones de toneladas la cosecha del cereal.
Por su parte, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) proyectó una cosecha para Argentina de 49 millones de toneladas.
Según Urriza, este salto productivo del cereal se basa en las decisiones políticas tomadas por el Gobierno con respecto al sector agropecuario, como la eliminación de los Registro de Operaciones de Exportación (ROE) y las retenciones, aunque estas últimas fueron restablecidas a fines del año pasado debido a la necesidad de acelerar el arribo al déficit cero acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para el acuerdo de financiamiento stand by.

“La razón por la cual creció de manera sostenida la producción de maíz es la política”, aseguró Urriza, quien remarcó que “en primer lugar está la eliminación de los ROE y en segundo término la de las retenciones, que a pesar de que se reinstalaron, son más pequeñas”, en torno a ocho por ciento, mientras que al momento de su eliminación por parte de la gestión del presidente Mauricio Macri, en 2015, eran de 20%.
“La quita de los ROE permitió que el mercado esté liberado, por lo que los productores se animan a sembrar más y no tienen miedo de no poder venderlo”, explicó y aseveró que “eso hace que sea un buen negocio hacer trigo y maíz y que se produzca una rotación más balanceada” de los cultivos.
Por su parte, Urriza indicó que para el ciclo 2019-2020, “la intención de siembra de trigo alcanza 6,4 millones de hectáreas, superando en 2,4% a la de la campaña pasada”, cuando se obtuvieron 19,5 millones de toneladas.