Por la crisis, ya suman 58 mil los morosos de Ingresos Brutos

Sólo este mes se sumaron casi 13 mil infractores respecto al padrón de agosto. En tanto, si se compara con la base de marzo pasado, son 18 mil más. El aumento progresivo y ahora contundente coincide con la caída en la actividad económica general

10-09-2018 – La caída en el nivel de actividad que desde el segundo trimestre del año castiga a buena parte de los sectores de la economía, volvió a impulsar este mes la morosidad en el impuesto a los Ingresos Brutos (IIBB) que alcanzó a 58.397 contribuyentes, casi 13 mil más que en el mes inmediato anterior.

La suba aparece reflejada en el padrón de contribuyentes de ese tributo catalogados como de “Riesgo Fiscal”.
Se trata de sujetos obligados con algún tipo de irregularidad para el Fisco que incluye no sólo deuda sino también falta de declaraciones juradas, entre otras falencias.

De hecho, desde marzo pasado, cuanto al padrón alcanzó un piso de 40.571 morosos, el número de irregulares sumó 17.826 nuevos.

En tanto, ya en agosto último, el listado había crecido en más de 2 mil contribuyentes extra en relación a julio pasado. De acuerdo con la normativa vigente, quienes figuran en el listado deben tributar alícuota agravada.

Aunque el aumento en el padrón no necesariamente tiene una vinculación directa con la situación económica, la Provincia admitió días atrás que el panorama que afecta a los diferentes sectores económicos había comenzado a incidir en el normal cumplimiento de las obligaciones fiscales.

Con todo y de acuerdo con datos a los que tuvo acceso Comercio y Justicia, la recaudación provincial de agosto mejoró levemente con relación a julio, aunque igual se mantuvo en terreno negativo en términos reales.

Si bien los números oficiales recién se conocerán esta semana, los ingresos propios se ubicarían 28 por ciento por encima de igual mes del año anterior. El mes pasado habían subido apenas 24,8 por ciento en la comparación interanual. En tanto, los envíos nacionales de agosto aumentaron más del 38 por ciento.

“Julio fue muy malo, suponemos que por el primer impacto de la devaluación del mes anterior”, aclaró un informante, quien señaló luego que agosto volvió a mostrar algo de “normalidad”.

Sin embargo, los datos de agosto serán apenas un espejismo. Septiembre seguramente volverá a mostrar el rostro más crudo de la crisis y también octubre, cuando Ingresos Brutos y el IVA exhiban el impacto de la devaluación de agosto.

Aumento récord

El listado de Riesgo Fiscal hizo su debut en abril de 2017. En aquel momento se contabilizaron 111.719 contribuyentes en situación irregular, prácticamente 50 por ciento de los obligados por Rentas para aquel tributo.
Con todo, al mes siguiente la cifra bajó a 61.153 morosos.

En aquel momento, Rentas resolvió modificar el criterio de corte respecto a la deuda de debía tener el contribuyente para entrar o no en el padrón de “escrachados”. Por lo tanto, la baja sustancial en el listado de morosos no se debió tanto a que los irregulares hubiesen cumplido con el fisco sino básicamente al cambio de condiciones impuestas por Rentas. Desde entonces, el padrón registró bajas hasta el piso de julio de 2017, cuando llegó a 56.078 contribuyentes. Luego, osciló entre esa cifra y poco más de 57 mil.

Sin embargo, ya en noviembre subió a 58.614 y en diciembre se mantuvo casi en esa línea, esto es 58.323.
Finalmente, en enero, previo a una nueva depuración del padrón con contribuyentes que pagaban montos fijos, la cifra volvió a subir hasta 59.645 contribuyentes. Sin datos disponibles de febrero, marzo volvió a marcar el nuevo piso, ahora con el padrón “limpio” de quienes tributaban lo que más tarde pasó a ser el monotributo provincial.

Según los datos informados por el organismo recaudador provincial, en marzo se contabilizaron 40.571 irregulares, en abril fueron 42.038, en mayo llegaron a 43.411 y en junio a 43.587. En tanto, en julio, la cifra alcanzó a 43.538 y en agosto a 45.721 contribuyentes.

El aumento registrado en septiembre que sumó 12.676 contribuyentes extra, fue el mayor desde que se creó el listado. El padrón de Riesgo Fiscal incluye CUIT y denominación del contribuyente.
El listado contempla a particulares y empresas de todo tipo.

La herramienta Riesgo Fiscal es un régimen de revisión continua para los contribuyentes de IIBB en función del interés fiscal que presentan y del cumplimiento de los deberes formales y materiales.
Están alcanzados aquellos contribuyentes, agentes y/o responsables de IIBB que se encuentren “con alguna irregularidad” frente al Fisco. La lista se actualiza todos los meses.

Quienes figuren en el padrón de Riesgo Fiscal tendrán diferente tratamiento. Por lo pronto, los agentes de retención, percepción y recaudación aplicarán distintas alícuotas, según el caso. Los agentes de retención impondrán alícuotas de cinco por ciento y de 20 por ciento, según el caso, o bien incrementadas en 50 por ciento para situaciones determinadas.

En tanto, los agentes de percepción aplicarán alícuotas de seis por ciento y de 16 por ciento y también incrementadas en 100 por ciento, siempre según cada situación. Rentas podrá fijar alícuotas diferenciales para el régimen de recaudación Sircreb, siempre para los contribuyentes de Riesgo Fiscal.

Fuente: Comercio y Justicia