Policía Fiscal actualiza políticas y procedimientos de control

Policía Fiscal actualiza políticas y procedimientos de control

26-09-2018 – Reformas edilicias, actualización del organigrama interno, un nuevo sistema de fiscalización, incorporación de tecnologías y abordaje interdisciplinario de las tareas son los principales ejes en torno a los cuales gira el proceso de modernización de la Policía Fiscal, según explicó su titular, Adolfo Bringas, en un encuentro al que asistieron funcionarios y representantes del Poder Judicial, Municipalidad de Córdoba y AFIP.

“Se trata de romper con la cultura tradicional con que se pensaba y trabajaba y así lograr un cambio de percepción tanto en contribuyentes como en profesionales sobre nuestra tarea y sus efectos”, sintetizó Bringas quien destacó que estas acciones se enmarcan en el proceso de renovación de imagen e identidad y acercamiento al ciudadano que llevan adelante los diferentes organismos que dependen del Ministerio de Finanzas, a cargo de Osvaldo Giordano.

Durante el encuentro, que contó con la presencia del secretario de Ingresos Públicos, Heber Farfán, Bringas destacó que se persigue un cambio de conducta tributaria de los contribuyentes tomando como base la transparencia tanto en los procesos internos como en el vínculo con el ciudadano. Para ello se crearon tres categorías de fiscalización: simplificada, agravada e integral. Las principales diferencias entre estas tres modalidades residen en el grado de cumplimiento y la incorporación de sanciones y penalizaciones en las formas agravada e integral. En caso de que el contribuyente no regularice las obligaciones informadas y sus multas, se aplicarán embargos preventivos para asegurar su cobro por parte del Estado provincial. En un trabajo conjunto con el Poder Judicial se han instrumentado los medios necesarios para el eficaz acatamiento de estas medidas.

Esta metodología de control se basa en la elaboración de una nueva matriz de riesgo fiscal que, a partir de una veintena de variables, permitirá elaborar perfiles más precisos de los contribuyentes y la incorporación de una matriz de reincidencia que contempla el agravamiento de costos y sanciones.

Estos nuevos mecanismos de fiscalización se suman a una reforma edilicia que ofrece al ciudadano un ámbito más confortable de atención, la integración de equipos interdisciplinarios que acompañen la creciente complejidad de las actividades económicas y la redefinición de tareas a través de una adecuación del organigrama interno.

“No hay margen para mejorar la recaudación apelando a viejas recetas de aumentar los impuestos, por eso nos debemos centrar en ser más eficientes”, afirmó Heber Farfán, quien insistió en que un proceso de modernización no debe entenderse como la simple acumulación de innovaciones sino como la incorporación de mecanismos y procedimientos que ya demostraron su eficacia en otros organismos o países enfrentados a similares desafíos. “No se trata de innovar por innovar, sino de mejorar y estamos transitando ese camino”, sintetizó.

La Dirección de Policía Fiscal, creada en 2005, depende de la Secretaría de Ingresos Públicos del Ministerio de Finanzas de la Provincia de Córdoba. Tiene por objeto la fiscalización en materia tributaria, con facultad para controlar y determinar las obligaciones a cargo de los contribuyentes y responsables que establezcan el Código Tributario Provincial, y las demás normas impositivas y las de procedimiento que resulten aplicables tanto en el ámbito local como aquellas de naturaleza interjurisdiccional.