Pese a la baja en la recaudación, Giordano aseguró que la deuda de Córdoba “no es preocupante”

El ministro de Finanzas se refirió a los números de la Provincia e indicó que si se quisiera cancelar lo que le prestaron, se podría hacer con 4% de los ingresos

15-05-2019 – El ministro de Finanzas de la Provincia, Osvaldo Giordano, disertó ayer en la Bolsa de Comercio de Córdoba (BCC), en el marco del tercer encuentro del Ciclo de Coyuntura, oportunidad en la que aseguró que la deuda provincial “no es preocupante”, pese a la baja que se viene registrando desde hace algunos meses en la recaudación.
“La merma en la recaudación es importante, más que nada porque llevamos cuatro meses con un índice muy por debajo de la suba de los precios. Aunque es prematuro aún, el desempeño de estos primeros días de mayo nos hace pensar en la posibilidad de que este mes no se profundizará. Si es así, el nivel de ahorro que tiene la Provincia nos permitirá mantener el ritmo de la obra pública que se viene llevando a cabo”, dijo el funcionario en el marco de la rueda de prensa, luego de su presentación.

Respecto de la deuda dolarizada que tiene la Provincia, admitió que los intereses aumentaron mucho “porque el año pasado el dólar valía la mitad de lo que vale hoy”. Sin embargo, aseguró que “en el global de los gastos, los intereses representan una porción muy chica, con lo cual no inciden en las cuentas públicas en general. Nos hay preocupación en eso, es decir, hay otros rubros del gasto que tienen mayor incidencia”.
Por ejemplo, se refirió a la de la inflación. “Los argentinos estamos acostumbrados, pero un índice de inflación por encima de 50% es algo antinatural y hace imposible que la recaudación siga ese ritmo”, indicó.
Al volver a hacer referencia a la deuda, explicó que el flujo de recursos necesarios para pagarla -si se quisiere cancelar- sería de alrededor de 4% de los ingresos. “Obviamente que lo deseable es que se normalice la economía, que haya una reapertura de los mercados con lo cual podamos volver a donde estábamos hace casi un año, con una economía normal, con un ahorro más grande y con acceso al financiamiento que nos permitió hacer estas obras que son tan importantes para la Provincia”, reflexionó.
Consultado por Comercio y Justicia respecto del gasto y sobre la posibilidad de que sea menor el destinado a obra pública para no resentir aún más las cuentas, Giordano dijo que “la programación se hizo más acorde a la crisis, ya que las obras grandes como los gasoductos troncales ya se terminaron”.

Y agregó: “Lo importante en esto es no parar la obra porque lo más dañino son los juicios que pueden venir por detrás. Obviamente la nueva obra se va a ir programando en función de la situación. Pasa que la coyuntura es tremendamente cambiante por lo cual no se pueden hacer proyecciones y se debe ser cuidadoso. Lo que el Gobernador nos pidió es que lo nuevo sea en función de la situación que tengamos”.
Por otra parte, consultado por el ahorro, el ministro dijo que las cifras preliminares muestran que cayó. “Si bien el gasto creció menos que la inflación, la recaudación creció menos que el gasto. De todas formas la Provincia sigue teniendo ahorro, que le permite tener la obra pública en marcha. De todas formas, con ahorro más reducido, sin acceso al crédito o con posibilidades pero a altas tasas, lo lógico es controlar el inicio de nuevas obras”, admitió

Fuente: Comercio y Justicia