Peligra la conservación de los caminos rurales en 2022

22-12-2021 – De un nuevo plenario de los Consorcios Camineros de Córdoba partió una inquietante advertencia: peligran los trabajos y obras de conservación de los caminos rurales que deban realizarse en 2022.

Sostienen que el Presupuesto 2022 de la provincia de Córdoba una vez más ha omitido contemplar su realidad de costos: el aumento pautado hasta marzo de 2023 para cubrir su funcionamiento “no se corresponde con los gastos reales que los consorcios camineros deben afrontar”.

O sea, se consagra un notorio desfase entre los recursos que necesitan para absorber la suba inflacionaria y al hecho de que se les asignan fondos que quedan congelados hasta dentro de más de un año.

La reunión adoptó una firme postura, en el sentido de no convalidar el mecanismo de asignación de recursos contemplado por el Presupuesto provincial que se aprueba con vigencia, para estos entes, hasta marzo de 2023.

“Esto significa que no estaría disponible el instrumento legal para establecer la conservación y las obras en los 58.000 kilómetros de caminos rurales”, alertaron.

A su término, se emitió una declaración, en la que los Consorcios Camineros explican las razones de su posición.

Presupuesto insuficiente. Los consorcios no firmarán el expediente para la conservación y obras en los caminos rurales

Los Consorcios Camineros Regionales que conforman el sistema consorcista se reunieron en la sede de la asociación que los nuclea y resolvieron, además de ratificar el rechazo al presupuesto 2022 / 2023 por considerar que el aumento pautado no se corresponde con los gastos reales que los consorcios camineros deben afrontar, no firmar la conformidad con el nuevo expediente que entrará en vigencia el 1 de abril de 2022 hasta marzo de 2023 (inclusive). Esto significa que no estaría disponible el instrumento legal para establecer la conservación y las obras en los 58.000 kilómetros de caminos rurales.

Cabe aclarar que actualmente el sistema consorcista está bajo el expediente aprobado en 2020, que comenzó a regir en abril del 2021 hasta marzo del 2022. Los montos establecidos en dicho documento no han tenido modificación desde su aprobación.

El pedido concreto del sistema consorcista es revisar las partidas presupuestarias establecidas en el Fideicomiso para el Desarrollo Agropecuario, para que el presupuesto de los consorcios camineros sea acorde a sus necesidades. De acuerdo a los datos arrojados por los propios consorcios, se debería mejorar en un 100%, como mínimo, la propuesta actual.

Asimismo, un informe realizado por IERAL Fundación Mediterránea a instancias de las entidades agropecuarias, arroja resultados que confirman el planteo realizado por los consorcios camineros.

La Asociación de Consorcios Camineros de la Provincia de Córdoba, con el apoyo de los consorcios camineros y consorcios regionales, solicita la urgente revisión del presupuesto recientemente aprobado. Ya hay muchas entidades que no pueden salir a trabajar a los caminos porque los costos fijos consumen todo el ingreso. Otras que ni siquiera pueden cubrir los costos fijos. Otras salen gracias a la colaboración de los productores agropecuarios que donan gasoil y material para los caminos.

Es imperiosa la necesidad de adecuar el presupuesto a los costos reales de las herramientas e insumos que utilizan los consorcios. Más de 3000 productores agropecuarios están trabajando, ad honorem, para sostener este sistema. Para que el sistema siga en pie, hoy es fundamental el apoyo del gobierno con más presupuesto.

Fuente: Agro Verdad