Pauny pide un convenio de crisis para reducir la semana laboral

Busca un acuerdo gremial para no trabajar los viernes. Las ventas de la empresa cayeron 30%.

06/02/2019 – La fábrica de tractores y de maquinaria vial Pauny intentará entre hoy y mañana llegar a un acuerdo interno con sus empleados para reducir la semana laboral 20 por ciento y pasar a un esquema de trabajo de lunes a jueves.

En este marco, se definirá también si este achicamiento en la semana laboral implica una rebaja similar en los salarios de los 575 trabajadores.

Si bien la intención de sus directivos es lograr un acuerdo con la comisión interna de trabajadores, la firma ya presentó el pedido formal de apertura del Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) al Ministerio de Trabajo de la Provincia, según confirmaron desde la propia cartera laboral.

Para eso se fijó una audiencia el próximo jueves 14, cuando la empresa deberá presentar la documentación, negociar con el sindicato las condiciones y oficializar el acuerdo.

“El año pasado, las ventas de Pauny cayeron 30 por ciento en unidades, pero sostuvimos la estructura para no afectar a la empresa. Ahora hay que tratar de mantener el equilibrio porque los costos fijos subieron”, aseguró Raúl Giai Levra, presidente de Pauny. Según el directivo, la fábrica ubicada en Las Varillas llegó al final de 2017, año récord para la industria de la maquinaria agrícola, con un ritmo de 200 unidades mensuales. Para este mes y el siguiente, el plan de producción es de 100 unidades.

“El objetivo es reducir horas de trabajo a la espera de que en marzo vuelvan a aparecer condiciones mejores para la demanda”, resaltó el responsable de la firma.

Sector en problemas

La suerte de la industria de la maquinaria agrícola está atada a la cosecha 2018-2019, que hasta ahora viene mostrando buenas proyecciones.

Pero para que se reactive, el sector necesita además que baje la tasa de interés, ya que el productor compra tractores con financiación.

“Hoy nadie quiere sacar el capital que tiene en la bolsa (en referencia a los silos bolsa) para comprar una máquina. Para descontar un cheque te cobran el 70 por ciento y hay bancos que financian al 80 por ciento. No hay negocio que tenga rentabilidad para estas tasas”, argumentó Giai Levra.

La situación de Pauny se repite dentro de la industria, que mostró el año pasado una caída de 25 por ciento comparada con 2017, según el Indicador de Ventas de Maquinaria Agrícola y Agrocomponentes de Córdoba (Ivemac), elaborado por el Ieral y por la Asociación de Fabricantes de Maquinarias Agrícolas y Agrocomponentes de Córdoba (Afamac).

El año pasado, 52 empresas presentaron PPC y otras 28 hicieron acuerdos privados para reducir la actividad. Del primer grupo, una decena correspondía a fabricantes de maquinaria agrícola, algunos de los cuales están en proceso de salir de ese mecanismo, según lo advierte Lisandro Tron, presidente de Afamac.

“El año pasado fue malo. Pero para adelante, el sector tiene una expectativa moderada. La cosecha que se viene es muy buena y el tipo de cambio con el dólar es positivo. Lo que falta es un sinceramiento de las tasas de interés”, explicó.

Al respecto, el directivo adelantó que el sector prepara una serie de propuestas que elevará al Gobierno para bajar las tasas de interés y reactivar las ventas en marzo.

En problemas: procedimientos

Hay más de 50 firmas en procedimiento preventivo.
A fines de 2018, en Córdoba había 52 empresas en Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) y 28 con acuerdos privados con los gremios para reducir la actividad. Estas 80 firmas suman 4.200 trabajadores.

Fuente: La Voz del Interior