Para Llach, el desafío es bajar la inflación sin “un dólar excesivamente apreciado”

El economista descartó además que “el principal problema para crecer sean las tasas altas”.

El economista Juan José Llach descartó que las tasas altas “sean el principal problema para crecer” y consideró que el desafió es lograr una baja de la inflación sin tener un tipo de cambio “excesivamente apreciado”.

«La inflación ha estado por encima de las metas del Banco Central. Qué hubiera pasado si el Banco Central hubiera puesto metas más altas, la inflación hubiera sido más alta. La gran pregunta es si llegamos o no llegamos al 2019 con una inflación del 10% o a un dígito», cuestionó.

En diálogo con Radio Mitre, el exviceministro de Economía consideró respecto a las expectativas de inflación que no la ve “para nada en 25%», aunque consideró que “en veintidós y pico sí va a estar‘.

“El gran desafío es llegar a ese nivel de inflación con un tipo de cambio que no debiera ser excesivamente apreciado. Ese camino está lleno de recovecos, espinas, de subas y bajas pero se está avanzando en esa dirección“, remarcó.

Llach consideró además que “el gradualismo era el único camino posible para Argentina” y planteó que ante las reformas que se encuentra llevando adelante el Gobierno tiene “preferencia por el diálogo y que se acuerden las cosas antes que las cosas que se imponen”.

Respecto a la Reforma Laboral, consideró que “si se la compara con la de Brasil es un proyecto menos agresivo pero aun así la CGT no está de acuerdo y entonces eso plantea un problema”.

En tanto, sostuvo que el acuerdo fiscal federal “es el más importante porque tiene una ley de responsabilidad fiscal, reducción de impuestos fiscales y municipales”. “Le sigue la reforma impositiva y es ahí donde se ven las limitaciones de la política”, apuntó.

“Si las provincias no cumplen los pactos no hay solución para el país. La estrategia fiscal es tratar de poner la economía en una velocidad crucero del 3,5% y que el gasto publico no aumente más que la inflación. Si en 3 años logra eso, ese es el camino”, agregó.

Respecto a las tasas altas, reconoció que “desde el punto de vista de la actividad económica puede tener algún impacto”.

Sin embargo aclaró: “No veo que hoy el principal problema para crecer sean las tasas altas. Es una economía que se ubica en un crecimiento del 4 y un Brasil que está creciendo menos del 1%, ese reclamo tradicional, clásico no me parece el punto central de la agenda”.

Fuente: El Cronista