Para constituir una Sociedad Anónima, se reduce el trámite de 180 días a 15

Esta mejora es fruto de un proceso de reingeniería administrativa desarrollado por la secretaría de Innovación y Modernización dependiente del ministerio de Finanzas.

Constituir una sociedad anónima, gestión ante Inspección de Personas Jurídicas (IPJ) que demandaba 180 días ahora sólo requiere 15, merced al proceso de optimización administrativa desarrollado por la Secretaría de Innovación y Modernización dependiente del Ministerio de Finanzas, a cargo de Osvaldo Giordano.

Esta mejora en los tiempos y simplificación administrativa es fruto de una serie de innovaciones como lo son establecer mecanismos de comunicación interinstitucional entre organismos como IPJ, AFIP y Banco de Córdoba; vincular a IPJ con el ciudadano vía correo electrónico y permitir que todos los trámites sean online, con la sola excepción de la entrega de la resolución en papel. El objetivo principal de este proceso de reingeniería es simplificar y acelerar trámites para atender mejor los requerimientos y necesidades de emprendedores y ciudadanos en general.

Es así como otras gestiones ante IPJ también fueron agilizadas al extremo de que una reserva de denominación (el nombre de una sociedad) que antes requería 45 días y cuatro trámites, ahora se hace en un solo trámite y en no más de 48 horas. Avances similares se lograron en la expedición del Certificado Único Digital que acredita la existencia como persona jurídica de una ONG y que está en orden en cuanto a designación de autoridades y presentación de estados contables. En este caso el trámite que llevaba unos 45 días y constaba de cinco pasos pasó a ser automático, es decir que sólo requiere llenar un formulario y pagar una tasa online.

Al presentar estas innovaciones hoy durante un desayuno de trabajo en la Bolsa de Comercio de Córdoba, el ministro de Finanzas Osvaldo Giordano recordó las conclusiones de un ranking elaborado este año que ubica a los países según las facilidades para abrir un negocio. En esa escala, Argentina ocupa el puesto 157 sobre 190 países evaluados. Nuestro país está debajo de vecinos como Uruguay (60) o Chile (59) y también de otros como Nigeria (138). “Ese tipo de informes habla a las claras de que hay muchas cosas por mejorar en materia de eficientización y modernización administrativa”, afirmó Giordano. “El rol del estado es facilitarle las cosas a quien quiera emprender evitando incertidumbres y trabas burocráticas. Ante esta exigencia de la sociedad repensamos la forma de trabajo, sumando nuevas tecnologías para acelerar tiempos y simplificar procesos”, agregó.

“Con estas innovaciones lo que se logra es favorecer y facilitar la inversión privada que es fundamental para lograr desarrollo económico con inclusión social. Es decir que con modernización, desburocratizamos procesos a inversiones privadas en pos del crecimiento económico provincial”, resumió el funcionario.

Sin embargo, la modernización no se limita a la incorporación de herramientas tecnológicas y modificación de procesos: se trata de una labor mucho más amplia y comprensiva. “No se trata sólo de una reingeniería de procesos sino de introducir políticas acompañantes, como cambio del espacio físico y políticas de recursos humanos para promover la capacitación y adaptación a los nuevos sistemas”, destacó Giordano.