Ocho definiciones de Sturzenegger sobre el presente y futuro de créditos hipotecarios

El presidente del Banco Central afirmó que con los créditos UVA, el publico al que están destinadas las construcciones cambió. "Se acabó el país donde sólo se construía para el segmento ABC1", indicó

El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, aseguró hoy que con los créditos hipotecarios ajustados por la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA), las desarrolladoras inmobiliarias extenderán su campo de acción a todos los segmentos socioeconómicos y no se limitarán «sólo a la torre de lujo».

Al recibir el premio APPI de la Asociación de Profesores de Programas Inmobiliarios, en el marco de la Expo Real Estate Argentina 2017 y 9° Congreso de Desarrollos e Inversiones Inmobiliarias, Sturzenegger también sostuvo que ahora «entra en el escenario principal el departamento más chico de u$s 30.000» para los más jóvenes.

Estas fueron algunas de las frases más resonantes de su discurso sobre el presente y futuro de los créditos hipotecarios:

– «Un préstamo UVA como el que hoy ofrece el Banco Nación, con una tasa del 3,5% y una amortización anual de 3,3%, permite que las cuotas sean parecidas a un alquiler. El sueño de que comprar salga lo mismo que alquilar hecho realidad».

– «Hoy el stock de préstamos alcanza los $ 23.000 millones, de los cuales $ 16.000 millones son hipotecarios, y $ 7.000 millones, prendarios y personales».

– «En el mes de julio se dieron cerca de 3.900 préstamos, esto es uno cada 8 minutos».
– «Si queremos cambiar en serio la realidad habitacional de este país tenemos que aspirar a unos $ 15.000 millones por mes de créditos mensuales».

– «Se acabó el país donde sólo se construía para el segmento ABC1. Ahora el desafío es ofrecer soluciones habitacionales para toda la población. Y esto los obliga a repensar radicalmente todo el negocio y toda su oferta».

– «Ya queda atrás el departamento de u$s 100.000, al que pocos podían acceder, y entra en el escenario principal el departamento más chico de u$s 30.000. Aquel por el cual nuestros jóvenes van a arrancar con el sueño de su casa propia».

– «Se terminó sólo la construcción donde la incidencia del m2 de terreno es de u$s 500 y entra el proyecto donde esa incidencia es marginal. Se terminó sólo la torre de lujo y entra también la torre en las ciudades satélites de la capital con buena conexión de transporte, con cientos de departamentos pequeños o medianos a una fracción del costo de lo que se construye hoy».

– «Están ustedes ante el umbral de dos décadas de crecimiento. En ese período van a construir millones de casas. Derribarán asentamientos y levantarán ciudades».

Fuente: El Cronista