Muerte de etiología dudosa

Personal policial es alertado por un vecino que en calle Roque S. Peña Nº 420, vivienda en donde residen dos ancianos,  desde hace un par de días que no se veían, por lo que ante ello se asoma por a través de su tapia, logrando observar una persona anciana de sexo femenino de 85 años de edad, la cuál se encontraba tirada en el patio en posición decúbito dorsal presentando dificultades respiratorias. Ante ello dio aviso a la Policía, atento a lo cual personal actuante accediendo por el patio constató a la femenina en mal estado de salud por lo que gestionó su rápida derivación al Hospital local por medio de la Ambulancia. Al revisar el interior, en el sector de una cochera utilizada como patio de luz, se constató el cuerpo sin vida de una persona anciana de sexo masculino de 89 años de edad.  Se llamó al médico de cabecera de la familia, quien manifestó que el cuerpo presentaba una  rigidez cadavérica de entre 12 y 24 horas, motivo por el cual no podía librar un certificado de defunción ya que desconocía las características o posibles causales del deceso. Consultada la situación con la Fiscalía de Instrucción de turno, Secretaria  CORINA ACEBAL, quien dispuso preservar el lugar del hecho con consigna policial y realizar los trámites de rigor. Una vez presente el médico policial en el lugar, tampoco pudo establecer la causal del deceso por lo que se solicitó que se le efectúe  autopsia, por lo que a posterior se hace presente  la ambulancia de la Cooperativa de Obras y Servicios Públicos de ésta ciudad, en la cuál se realiza al traslado del cuerpo hacia la morgue de la ciudad de Río Tercero para su posterior Autopsia.