Monotributo: cuáles serían los topes de ingresos y el impuesto a pagar a partir de enero 2022

24-11-2021 – Al completarse el porcentaje de movilidad jubilatoria de 2021 con la publicación del índice trimestral correspondiente a diciembre, se conoció cómo debería ajustarse a partir de enero 2022 los parámetros y el importe a pagar del Monotributo.

La Ley de Monotributo dispone que anualmente se efectuará una actualización de los parámetros ingresos brutos, alquileres devengados y precio máximo unitario de ventas, explicó la presidenta del Consejo Profesional de Ciencias Económicas porteño, Gabriela Russo, y añadió que la adecuación también comprende el importe del impuesto integrado y las cotizaciones previsionales.

A su vez, está establecido que tanto las escalas como impuesto correspondiente a cada una de ellas, se actualizan en enero de 2022, de acuerdo con el índice de movilidad de las prestaciones previsionales que publica la ANSeS, indicó Ricardo Scalzotto, de PwC Argentina.

En números

El último valor de la movilidad previsional del 2021 ascendió a 12,11%, señaló Agustín Sosa, CEO de Tributo Simple, de tal modo que el índice acumulado para 2021 es de 52,67% de variación anual.

«En virtud de la normativa vigente, la actualización de los parámetros debería ser automática aplicando el índice de movilidad previsional», remarcó Sosa.

Los ingresos y otros parámetros desde enero

Fuente: Gabriela Russo, Cpcecaba

Fuente: Gabriela Russo, Cpcecaba

 

Por lo cual, para permanecer dentro del régimen simplificado a partir de 2022, el límite para servicios sería de aproximadamente $3,59 millones (categoría H) y de $5,39 millones para bienes (categoría K), calculó Russo.

Cuánto habrá que pagar durante 2022

Fuente: Gabriela Russo, Cpcecaba

Fuente: Gabriela Russo, Cpcecaba

 

Durante este año el tope para permanecer dentro del Monotributo es de $2,3 millones para servicios (categoría H) y $3,5 millones para venta de bienes (categoría K), indicó.

Incertidumbre legal

No obstante, no se descarta que, como sucedió en las últimas oportunidades, la actualización sea vía la promulgación de una nueva ley, advirtió Sosa.

«A menos de 45 días de 2022, como es habitual, aun no hay certezas acerca de los nuevos valores, lo que genera incertidumbre en el monotributista», subrayó.

«Y al ser la actualización de forma anual, el efecto de inflación derrite los límites mes a mes. Sería oportuno disponer de actualizaciones semestrales», opinó.

Fuente: Dolores Olveira – iProfesional