Maximiliano Montenegro: análisis especial de cara a las PASO

04-08-2019 – A una semana de las PASO, vamos a empezar por las claves del escenario político porque de ese resultado electoral dependerá cómo seguirá la economía hasta octubre.

1. LOS DOS ESCENARIOS PARA EL 11 DE AGOSTO

EL ESCENARIO QUE “ESPERA” (IDEAL) EL GOBIERNO EN LAS PASO PARA “DARLO VUELTA”

A nivel nacional, Macri abajo de Fernández-Fernández entre 3 y 4 puntos. Es un escenario en el que la Casa Rosada confían en “darlo vuelta” en octubre (todo indica, por el nivel de polarización que evidencian las encuestas, que en la primera vuelta se definirá la elección).

En ese escenario, Macri estaría como máximo 7/8 puntos abajo de Fernández en la provincia de Buenos Aires Y Vidal quedaría 3 puntos abajo de Kicillof, también con la expectativa de “darlo vuelta” en octubre, utilizando una estrategia de “voto últil “para frenar a Kicillof en la provincia, donde no hay balotaje.

(El nivel de polarización, según las encuestas oficiales, es tan alto en Buenos Aires que la clave ahora es ver las diferencias. Todos tienen un porcentaje de voto mayor que los que tenían en 2015 y 2017).

El anterior es el ESCENARIO ESPERADO por el Gobierno que, según las fuentes oficiales, los potenciaría a octubre por dos factores:

1) Como es un resultado en línea con lo que creen los mercados (bancos de inversión) permitiría prolongar la estabilidad cambiaria sin demasiados esfuerzos y un “círculo virtuoso de cortísimo plazo” hasta octubre: desaceleración de la inflación, incentivos al consumo, mejora lenta de la actividad.

2) Como se dijo, el “voto útil” buscando la demonización de Kicillof (La Cámpora, etc) frente a Vidal, la dirigente con mejor imagen del país.

Habría festejo de los Fernández y Kicillof en las PASO. Moderación y mensaje de preocupación en el Gobierno, llamando al voto útil para frenar el kirchnerismo en octubre. Con expectativas de darlo vuelta.

EL ESCENARIO QUE EL GOBIERNO RECONOCE QUE “SERÍA MUY DIFÍCIL DE DAR VUELTA EN OCTUBRE” ES EL SIGUIENTE:

Si Macri quedara 7 puntos o más abajo de los Fernández en las PASO. (Sólo las encuestas que maneja Alberto Fernández contemplan este escenario).

A diferencia de 2015, cuando Macri quedó 8 puntos debajo de Scioli en agosto y después lo dio vuelta, ahora la polarización es tal (casi desapareció el “espacio del medio” que representaba Massa) que hoy una diferencia semejante dejaría prácticamente a las puertas del triunfo a los Fernández en octubre, cuando superarían el 45%.

Según fuentes oficiales, si Vidal quedará a más de 5 puntos debajo de Kicillof el 11 de agosto también tendría casi perdida la provincia en octubre.

En los laboratorios de Vidal y Macri consideran que este escenario sería “muy difícil de dar vuelta” dos motivos:  matemáticamente, en un escenario tan polarizado, la probabilidad e triunfo de la oposición en Nación y provincia se multiplican y además la dinámica económica se tranformaría en “círculo vicioso” hasta octubre para el oficialismo: presiones sobre el dólar, ventas del BCRA, el FMI con teléfono abierto con Alberto Fernández, suba de la tasa de interés, menor consumo, etc.

Por los dos escenarios descriptos, en el marco de la polarización total, es que, en la visión de la Casa Rosada, las PASO se hayan convertido en una elección de “vida o muerte” (Recordar que hace unos meses hablaban de la inutilidad de la “encuesta de las PASO”, y hasta lanzaron un globo de ensayo con el proyecto de eliminarlas). Las propias declaraciones de Macri en los últimos días y spots oficiales los confirman, ya que apuntan a los siguientes factores, claves para el oficialismo para mejorar su performance el 11 de agosto.

2. PARTICIPACIÓN

La campaña oficial de que es necesario que todos vayan a votar apunta a que en el 2015 y 2017 el votante de Cambiemos tuvo una tasa de participación en agosto de casi 5 puntos menos que el votante del kirchnerismo. (Recordar que ahora el Gobierno no puede esperar a que esos votantes vayan recién en octubre, por la dinámica descripta arriba)

EN EL GBA LA TASA DE PARTICIPACIÓN ES MAYOR EN AGOSTO (4/5 puntos más) que en el interior de la provincia. En el GBA es donde mejor le va a Cristina y peor a Macri. Y al revés.

LA TASA DE PARTICIPACION DE LOS VOTANTES MAYORES DE 65 AÑOS(donde mejor está Macri) es siempre menor en agosto. Hay un spot oficial especialmente orientado a alentar a los jubilados a votar el 11 de agosto. Por este mismo motivo, en el laboratorio de Cambiemos monitorean día a día el pronóstico del tiempo extendido en la provincia de Buenos Aires para el domingo de las PASO.

TODA LA ARTILLERÍA PARA “AGUANTAR AL DÓLAR” 5 DÍAS MÁS

A la “dolarización electoral” y la retracción de la oferta de dólares típica de las semanas previas a una elección, se sumó en los últimos días el ruido que le metió Trump al contexto internacional.

Powell, titular de la Reserva Federal de EE.UU, anunció un recorte de 25 puntos básicos en la tasa de referencia de la FED. En principio una buena noticia para Argentina (siempre que baja la tasa de referencia afuera, hay más fondos dando vuelta en el mundo para los países emergentes). Pero Powell puso en duda que continúe el sendero de baja de la tasa. Y desató la furia de Trump: quiere tasas todavía más bajas (dice que no hay riesgo inflacionario) para sostener el crecimiento en Estados Unidos, y para depreciar el dólar frente a China y Europa, y mejorar así la competitividad de las empresas norteamericanas.

Por eso, anunció 10% de arancel extra para las importaciones chinas y desató una tormenta mundial. En ese contexto, los bonos del Tesoro norteamericano se convirtieron en una aspiradora de fondos de los países emergentes, y se devaluaron las monedas de toda la región.

Argentina, como siempre, sufrió más que el resto y el Banco Central tuvo que usar toda la artillería para que el dólar terminara la semana sin una disparada mayor.

El viernes cerró en $ 44,67 en el mayorista y 45,88 pesos en el minorista. Mientras que el riesgo país volvió a subir 1,6% y cerró la semana en 831 puntos básicos.

La artillería del Gobierno para aguantar al dólar (faltan 5 días hábiles hasta las PASO) utilizó hasta ahora la siguiente munición:

  • Ventas de dólar futuro del BCRA: según fuentes del mercado, ya se vendieron en las últimas semanas unos U$S 3.000 millones (El límite autorizado por el FMI hasta septiembre son unos U$S 6.600 millones).
  • Suba de la tasa de interés de las Leliqs, que el viernes volvieron a 61%.
  • Ventas de U$S 60 millones diarios del préstamo del FMI al Tesoro.
  • Ventas de dólares adicionales del Banco Nación en el mercado cambiario.
El 12 de agosto se verá cómo sigue la pulseada, según el resultado electoral.

3. RECAUDACIÓN. MÁS CERCA DE UN “PISO” DE ACTIVIDAD QUE DE UN REBOTE

En julio la recaudación impositiva subió 53,4%, respecto a mismo mes de 2018. Aun no puede crecer en términos reales. Ya que si le descontamos la inflación cayo un poco menos que 1%. Sin embargo, es la menor caída en lo que va de 2019.

Los impuestos más vinculados al consumo tuvieron un aumento importante. El IVA-impositivo creció 52% respecto a 12 meses atrás -aun debajo de la inflación- y el impuesto a los débitos y créditos bancarios («impuesto al cheque») creció 56% interanual.

En resumen, los datos son buenos en términos fiscales. Pero no marcan un rebote de la actividad. Luce más parecido a encontrar «un piso».

Los impuestos a seguridad social marcan el deterioro en el mercado laboral. Crecieron un 39,9% y fue el rubro que más cayó si descontamos la inflación, más de 14 % de caída interanual.

Fuente: Plan M