Más de $12 mil millones, costo fiscal de la suba a estatales

Incluye unos $7.800 millones extra correspondientes a los activos. El resto es por el alza a los jubilados y las transferencias a las escuelas privadas para el pago a los docentes. Así, la masa salarial de los activos será para 2017 superior a $60 mil millones, mitad del gasto total previsto Incluye unos $7.800 millones extra correspondientes a los activos. El resto es por el alza a los jubilados y las transferencias a las escuelas privadas para el pago a los docentes. Así, la masa salarial de los activos será para 2017 superior a $60 mil millones, mitad del gasto total previsto

El aumento otorgado por la Provincia a los empleados públicos sumado al impacto de éste en jubilados y pensionados y las transferencias a los colegios privados con subsidio estatal implicarán una erogación extra para este año superior a $12 mil millones.
Este monto surge de agregar a la masa salarial mensual que se venía abonando hasta enero los aumentos acordados con los diferentes gremios, el último con la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC), que terminó de firmarse el lunes por la noche.
Si bien cada acuerdo tiene sus particularidades, en general, la incidencia en la masa salarial es la misma: 12,5% desde febrero y 7% desde julio.
La excepción es el convenio con los docentes que, además de afectar la misma masa salarial que para el resto, incluye 3,5 puntos porcentuales extra por baja de aportes personales al sistema previsional, que ahora serán cubiertos por la Provincia.
Según confirmó ayer a Comercio y Justicia el Ejecutivo provincial, cada punto de baja de aportes a los docentes equivale a 14 millones de pesos mensuales. Al considerar que en una primera instancia la baja será de 2,5 puntos -desde febrero a octubre- y que desde noviembre se le sumará un punto porcentual extra, el impacto de esa reducción que deberá ahora aportar la Provincia será de 423 millones de pesos extra al año para los educadores en actividad.
La intención de la Provincia es que ese costo lo termine absorbiendo la Nación por medio de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses).

Ocurre que, tal como lo adelantó este medio, el Ejecutivo provincial pretende que la Anses cubra el déficit de la Caja de Jubilaciones tal como si ésta hubiese sido transferida hace tiempo a la órbita nacional. Así, los aportes y contribuciones deberían armonizarse con la Anses, por lo que la baja en los aportes personales, que por ahora cubrirá la Provincia, debería afrontarla la Nación, según interpreta la administración de Juan Schiaretti.
Como fuere, sumado ese gasto por baja de aportes personales de los docentes, sólo para los activos, la Provincia terminará erogando este año más de 60 mil millones de pesos, esto es más de la mitad del total de gastos previstos para todo el año que, según el Presupuesto 2017 aprobado por la Legislatura, se ubica en 120.794 millones de pesos, ahora por cierto ajustado tras los acuerdos salariales.
Con todo, el costo salarial final podrá ser aún superior si es que, tal como está plasmado en las actas firmadas con los diferentes gremios, la inflación medida por la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia supera los aumentos otorgados. Concretamente, todos los convenios incluyen una claúsula “gatillo” de revisión por inflación en diferentes períodos.
Si en esas revisiones el Índice de Precios al Consumidor (IPC) supera las mejoras otorgadas, la Provincia se comprometió a recomponer los salarios en la proporción correspondiente.
Al final, todos los acuerdos contemplan que las subas de haberes deberán ser 1,5 punto porcentual superior a la inflación, por lo que habrá una mejora real en los salarios. No obstante, ese beneficio estará supeditado a la marcha de la recaudación, según aclaró la Provincia. En definitiva, si la inflación supera los porcentajes pactados con los gremios o bien la iguala, el costo salarial para el Estado deberá recalcularse a la suba.

El impacto fiscal por sector

En cuanto al costo salarial extra estimado en función de los aumentos salariales, el principal corresponde a los activos y alcanza unos 7.800 millones de pesos respecto a la masa salarial previa a cualquier mejora.
En rigor, los 56.112 millones de pesos de costo salarial bruto estimado para este año por la Provincia ya incluía un aumento de 18 por ciento -respecto a las erogaciones de 2016-.
En tanto, en el caso de la Caja de Jubilaciones, la suba a los pasivos provinciales implicará un costo extra en torno a 3 mil millones de pesos por encima del original.
Finalmente, las transferencias a colegios privados -en el caso de aquellos con subsidio estatal- tendrá un impacto fiscal de unos 1.500 millones de pesos extra.

Fuente: Comercio y Justicia