Malhumor por la deuda hizo disparar el «dólar fuga», que rozó los $95: la brecha con el oficial ya es del 45 por ciento

El Gobierno lanzó un canje del Boncer 2020 y salieron a venderlo inversores del exterior. Esto hizo subir los tipos de cambio paralelos

09-04-2020 – El anuncio de un canje de deuda en pesos que oficializó este miércoles el Ministerio de Economía a cargo de Martín Guzmán desnudó (otra vez) la necesidad oficial de patear todo lo que se pueda hacia adelante. En este caso, se busca reprogramar el Boncer 2020 (TC20) que vence a finales de este mes.

Se descarta que el roll over será elevado ya que se estima que el 85% está en manos del sector público. El total a refinanciar está en en orden de los $400.000 millones.

De todas formas, la necesidad de lanzar un canje en medio de un clima de tensión con la Argentina (las calificadoras ya colocaron en default al país por el reperfilamiento de la deuda en dólares ley local) alteró los ánimos.

En el mercado, incluso, le asignaron la responsabilidad del salto de las cotizaciones paralelas del dólar. El contado con liquidación y el MEP o «Bolsa» subieron 4,50%.

El contado con liqui y el MEP marcan un tipo de cambio implícito de $94,75. «Fueron ventas del TC20 de institucionales extranjeros que hicieron cable y eso arrastró al dólar MEP. En el medio de la rueda llegó a caer 8,50% si bien cerró 4% abajo. No quieren seguir expuestos en Argentina», reseñó el jefe de operaciones de una importante sociedad de bolsa porteña.

Sea como fuere, el contado con liqui sube 50 pesos (110%) desde que Alberto Fernández ganó las PASO en agosto. Así, la brecha cambiaria en la Argentina sigue trepando y ya está más alto que cuando se puso el cepo, entorno al 40% promedio. Tomando el dólar oficial de $65,16, los tipos de cambio que surgen de arbitrar activos financieros está en 45%.

«No sé si es malo el canje, lo cierto es que no tienen la plata. Seguramente va a haber más canjes durante abril. Eso genera apatía porque a eso se le suma que los fondos de afuera no saben si Guzmán pagará el 22 de este mes el vencimiento de bonos ley extranjera», recuerda, en relación a los Globales por u$s500 millones que -se rumorea- el gobierno podría postergar durante 30 días (así lo permite la cláusula de emisión) mientras negocia la oferta final.

Desde otra sociedad de bolsa indicaron que no sería «negocio» apostar al «Free rider«, o sea los inversores que esperan a que entren los demás en el canje para luego presionar y cobrar.

«No habrá un peso para los que no entren. Creo que los reperfilan sin problemas. Es muy arriesgado, el tema es que entre los privados, que son pocos -en realidad son inversores de afuera- es que ya están podridos con Argentina y prefieren pasar todo a pérdida en lugar de negociar con Guzmán», explicaban.

Ya esta semana Economía había realizado una operación de letras. Fue el lunes y permitió que el Tesoro, esta vez, no se enfrente a vencimientos abultados, ni mucho menos, ya que la Lecap S11O9 que vence el 08/04 fue canjeada casi en su totalidad.

Aun así, el tesoro logró colocar alrededor de $7.300 millones en dos letras. Pero en el mercado se dijo que básicamente el sector público fue quien ingresó a la operación de Guzmán.

«La deuda en pesos fue afectada también producto del contexto global desfavorable y de la incertidumbre reinante por la renegociación de la deuda externa», dice Delphos Investment.

Y recuerda que si bien la deuda en pesos tiene el doble de paridad que la en dólares, reflejando cierta probabilidad de que ya sea «performing» y no sujeta a un reperfilamiento, creemos que hay valor en la misma considerando el nivel de tasas de interés actuales y el horizonte de vencimientos más despejado.

«A diferencia de la deuda en dólares, creemos que la deuda en pesos tiene altas chances de seguir siendo «performing»», dicen.

Recuperación en la bolsa porteña

El S&P Merval subió 4,95%, impulsado por los mercados de referencia que finalizaron en terreno positivo y por la suba del tipo de cambio implícito, en tanto en la semana el índice avanzó 5,70%.

En los mercados internacionales, Wall Street finalizó con ganancias, tras una jornada ascendente marcada por las señales de estabilización del coronavirus en algunos puntos de Estados Unidos y la retirada del precandidato demócrata Bernie Sanders de la carrera a la Casa Blanca.

De esta manera, en el NYSE, el Dow Jones de Industriales escaló 3,34%, mientras que el selectivo S&P 500 subió un 3,41% y el tecnológico Nasdaq progresó un 2,58%.

A nivel regional, la bolsa de San Pablo avanzó un 2,97 % y encadenó su tercera jornada consecutiva en verde, animada por el buen humor externo.

En este contexto, en el panel líder del índice bursátil porteño, Grupo Financiero Galicia ganó 7,56%; Central Puerto subió 7,55%; Pampa Energía, +7,24%; YPF, +6,78%; y Transportadora de Gas del Sur lo hizo 6,52%.

En sentido contrario, los únicos dos papeles que anotaron retrocesos fueron para Holcim, que perdió 1,78%; y para Telecom Argentina, que retrocedió 0,29%.

Los papeles de empresas argentinas que cotizan en Wall Street terminaron en terreno positivo liderado por subas de Corporación América (+8,6%); Banco Supervielle (+7,1%); Irsa (+6,2%); Ternium (+6,2%); y Despegar (+6,0%).

Las pérdidas fueron registradas por Telecom Argentina (-4,3%); Edenor (-3,1%); y Banco Macro (-1,4%).

En el mercado de deuda pública, los bonos en dólares tuvieron una complicada jornada, operando ofrecidos desde el inicio, dejando pérdidas de entre 1 y 1,3 dólares en promedio para toda la curva.

En el saldo semanal, se evidencia la disparidad entre legislaciones, mientras que los bonos bajo ley extranjera dejaron caídas en torno al 5%, los títulos bajo ley local arrojaron bajas de más de 15%, según confiaron desde Grupo SBS.

Mientras que los bonos en pesos operaron con la misma tendencia, dejando al cierre caídas de entre 1% y 3% en promedio, en tanto que en el punta a punta semanal las caídas se situaron entre 3% y 5%.

Consultada por el balance de estos tres días de mercado, Mariela Díaz Romero, economista senior de Econviews, sostuvo que la semana comenzó con la noticia del reperfilamiento de los bonos soberanos en dólares ley local, que implicó un ahorro cercano a los US$ 10.000 millones para este año y que hizo caer a esos instrumentos fuertemente tras conocerse la medida.

«Por el lado de los bonos soberanos en dólares ley extranjera, se destacó la reacción inicial del lunes, cuando el riesgo país comprimió 100 puntos básicos hasta 3.600 puntos básicos. Se podría leer como que el Gobierno cuenta con más fondos para enfrentar esos pagos», agregó.

Para Díaz Romero, un default de esos instrumentos sería sumamente costoso para el país, ya que «los acreedores están protegidos por medio de las cláusulas de acción colectiva».

No obstante, aclaró que esa mejora fue corta, ya que en los dos días siguientes el riesgo país volvió a su nivel previo en 3.900 puntos básicos.

«Hubo incertidumbre en el mercado, se esperaba que los bonos ley local y extranjera tuvieran el mismo trato. Sin embargo, las circunstancias cambiaron y el Gobierno, al no llegar a un acuerdo con los tenedores de Ley NY por el contexto externo agravándose, decidió ahorrar reservas no pagando ley local este año y ganar un tiempo más para la negociación», detalló la economista.

En cuanto a las acciones, Díaz Romero explicó que hubo una mejora en las bolsas americanas luego de conocerse que la economía estadounidense podría estar funcionando nuevamente y salir del parate «en un mes y medio o dos».

Por último, estimó que la bolsa local experimentó una suba del 5% en esta semana corta.

Fuente: Leandro Gabin – iProfesional