Lluvias de hasta 300 mm en 36 horas: un dolor de cabeza para la cosecha

El centro y este de Córdoba fueron el epicentro de las lluvias. Caminos rurales destrozados y riesgo de podredumbre en cultivos que ya están listos para cosechar.

01-04-2019 – El fin de marzo e inicio de abril trajo una tormenta de intensas lluvias que afectaron principalmente al centro de la provincia, con algunos acumulados elevados también en el este.

Diversos reportes conocidos en las últimas horas llegaron a marcar hasta 300 milímetros caídos en menos de 36 horas en la zona de Oliva. Eso mencionaron, por ejemplo, el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), Gabriel De Raedemaeker; y un ingeniero agrónomo oriundo de Arroyito.

Los datos de las redes de estaciones meteorológicas del Ministerio de Agricultura y Ganadería, y de la Bolsa de Cereales de Córdoba, determinaron que los mayores registros se dieron en Tercero Arriba, Calamuchita, Río Segundo, Totoral y el sur de San Justo.
View image on Twitter
Un mapa elaborado por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) muestra que el centro de Córdoba fue la zona con más lluvias del país.
View image on Twitter

Hasta las 12 de este lunes, El Arañado lideró la tabla con 252 milímetros, seguido por Saturnino Laspiur (177), Hernando (170), Las Varillas (165) y Colonia Almada (157).

Por encima o cerca de los 100 milímetros estuvieron también La Cruz, Alcira Gigena, Corralito, Calchín, Pilar, Villa San Esteban, La Francia, Villa Totoral, Capilla de Sitón, Obispo trejo, Río Los Sauces y Cañada del Sauce.

En la zona núcleo del sudeste, en el oeste y en el sur, los valores fueron más moderados.

Problemas

Semejante caudal constituye un dolor de cabeza para la cosecha gruesa que estaba comenzando a avanzar a buen ritmo en Córdoba.

Para los cultivos que ya están maduros y listos para ser recolectados, estas lluvias generan alerta por el riesgo de podredumbre y brotado de granos, una situación que ya ocurrió tanto el año pasado como en 2016.

Esta complicación afecta principalmente a la soja, debido a que el grueso del maíz que se siembra en el centro de Córdoba es tardío y se cosecha recién entre junio y julio.

De todos modos, otro riesgo agronómico es que la elevada humedad incrementa los riesgos de ataques de hongos que producen enfermedades en hojas y tallos.

A la par, las lluvias causaron un crónico problema de la producción agrícola: el destrozo de caminos rurales, lo que imposibilita que lleguen los camiones y máquinas agrícolas a los campos y se retarde aún más la cosecha.
De todos modos, no todas son malas noticias: el sur de Córdoba mostraba síntomas de déficit hídrico que estas lluvias ayudan a revertir. Asimismo, la recarga de humedad viene bien pensando en la próxima siembra de trigo, que se espera vuelva a crecer.
Fuente: Agro voz