Lic. Tissera: “Volver atrás con las caminatas, sería una solución simplista y fácil”

23-05-2020 – Este fin de semana largo, los hernandeses entramos a prueba, la definitiva, “el último aviso” le dieron en llamar, a este análisis óptico que harán de los momentos de esparcimiento. Hernando va a ser observado en su conducta para que los dirigentes definan “si nos merecemos o no” salir a caminar. Es decir, que mas que nunca hay que ser responsables, ser precavidos en las conductas, tomando las medidas de prevención para no contagiarnos del Covid19. Una cuestión que no solo debemos aplicar como ciudadanos para que no nos castiguen sino por la responsabilidad social que a cada uno le compete por el alto grado de contagiosidad que tiene el virus y ya se ha explicado miles y miles de veces.

Días atrás, en uno de mis editoriales, les hablaba de las subgrietas que subyacen entre la gente, dentro las cuales, una de las que les destaqué es la que se observa entre los que quieren quedarse en casa y los que quieren salir a caminar.

En mi opinión, me parece muy simplista “castigar” a todos por culpa de algunos y en esa línea me pregunto si hay alguna manera de pensar en cómo controlar, y sancionar a quienes incumplieran con lo que se ha solicitado a la hora de salir a caminar o andar en bicicleta.

¿Y LA EMPATÍA DÓNDE ESTA? ¿ES SOLO DISCURSIVA?

Hoy está muy incorporado en las conversaciones y en los discursos de políticos y trasladado a la ciudadanía en general, esto de la empatía, de ponerse en el lugar del otro. Me encanta la empatía de decirle a quien necesita caminar, “ojala que pruebes con el coronavirus y necesités respirador y que un profesional de la salud tenga que elegir en dárselo a otro”, es decir, estamos frente a un grado de hipocrecía brutal entre lo que se dice y lo que se hace.

¿QUE RESPUESTA LE DAMOS A QUIENES TIENEN UNA NECESIDAD POR CONVIVIR CON FAMILIARES CON ENFERMEDADES PSIQUIATRICAS QUE NECESITAN REPONERSE DE ALGUNA MANERA EN SUS EMOCIONES?

Por otro lado, quiero comentar que me ha tocado ver casos de personas que en este aislamiento están viviendo unos momentos tremendamente difíciles, conviviendo con seres muy queridos como padres o madres que padecen de alzheimer, otros que tienen que sobrellevar sus vidas asistiendo a hijos o a suegros con problemas psiquiátricos, solo por citar dos meros ejemplos.

Esas personas no quieren salir a caminar porque “quieren estar flacos o bajar las calorías del pan casero o de los fritos que se comen por el encierro”, necesitan “refrescar la mente”, respirar aire puro, pensar, encontrarse consigo mismo, salir un ratito a recuperar energías para volver renovados a hacerle frente a esa dura y triste realidad que los espera en sus casas, es decir que buscan reponerse.

Sinceramente, aprovecho para darle voz, o ponerle un poquito de luz, a estas realidades tan difíciles, apelando a una solución en la que quienes incumplen puedan ser sancionados y quienes necesitan y puedan cumplir de manera correcta siguiendo con las indicaciones brindadas, lo puedan seguir haciendo. Apelamos a soluciones que no sean simplistas y que todo se reduzca con un “no queda otra que volver para atrás”, porque no fueron quince ni treinta, no fueron cuarenta ni sesenta, esto va para largo, y la gente, aunque sea conciente de la gravedad del coronavirus, se está cansando.

ESPEREMOS MEDIDAS QUE FAVOREZCAN A LA MAYORIA

Tenemos en el presente el fin de semana largo en el que se celebra un nuevo Aniversario de Nuestra Ciudad de Hernando y el Día de la Patria, la oportunidad de hacer las cosas bien y sobretodo en aplicar esa palabra tan seductora y utilizada porque es tan compradora: la empatía. Esperemos que pasada esta fecha, las decisiones sean las que favorezcan a la mayoría.

Lic. Silvina Tissera

Comunicadora Social – Periodista