“Las formas discursivas de contar los efectos de la pandemia se configuran de acuerdo a las diferentes realidades”

10-05-2020 – Decía Gabriel García Márquez que: “la vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla”, y la traigo para dar apertura a este editorial porque estaba pensando que, si Dios nos ayuda, y en poco tiempo pudiéramos entrar a la fase 5, de la “Nueva Normalidad”, en convivencia con el coronavirus COVID19, la realidad nos va a enfrentar a una gran diversidad de formas discursivas de contar lo experimentado en estos tiempos de cuarentena. Esos discursos se verán impregnados de las distintas realidades vividas puertas adentro en este desafío de “quedarse en casa”.

Sin ir más lejos, en nuestra ciudad de Hernando, que cuenta con la gran fortaleza del campo, no será el mismo discurso, el que relate un productor, que el dueño de una Pyme, que un empleado formal o uno informal. No será lo mismo lo que narre un profesional o personal de la salud, o de seguridad, que cualquier persona que realice otra profesión u oficio porque cada uno analiza desde el lugar en el que está parado.

Lo que sí, ya podemos ver, en términos discursivos, es cómo ha impactado, en nuestras formas de comunicar, el ponernos en el lugar de héroes. La pandemia nos puso el traje de heroicos, desde el momento cero, tanto el que sale a exponerse por el rol social que le toca, como al que se lo obligó a quedarse en casa. Resultó atractiva –en términos adornados de literatura con dosis de historia- la idea de ser guerreros enfrentándonos al “enemigo invisible”, esta imaginaria aventura de ser soldados que luchan con barbijo, alcohol en gel y agua y jabón. Y acá estamos.

ENTRAMOS EN LA FASE 4

Entramos en la fase 4 de la cuarentena por el COVID 19, habiendo superado las etapas denominadas “Estricta”, “Administrada” y “Focalizada o Geográfica”, llegando a la de “Reapertura Progresiva”, es decir, a un paso, de si todo sigue bien, de la última fase que ya se ha adelantado como “Nueva Normalidad”. Hernando y el Departamento Tercero Arriba continúan dentro de las clasificadas “Zonas Blancas” por la ausencia de casos, lo que va permitiendo que sigan aumentando las flexibilizaciones en nuestra ciudad.

SIGAMOS SIENDO RESPONSABLES, APLICANDO LAS MEDIDAS PROTOCOLARES PREVENTIVAS, INDICADAS

Enhora buena, gracias a Dios, cada vez más actividades públicas y privadas se van reactivando paulatinamente, cada una con sus respectivos protocolos sanitarios, con sus días y horarios específicos, para evitar los potenciales contagios. Esta apertura, lleva a que cada vez, aumente más la circulación de las personas en la vía pública, por lo que será clave y más importante que nunca, que haya una gran responsabilidad social, con las medidas preventivas, del distanciamiento social, uso de tapabocas, lavado de manos, higiene de superficies, y todo lo que ya se ha repetido hasta el cansancio.

Es de suma relevancia, recordar que este paso que se presenta como antesala a la “Nueva Normalidad” que nos espera, depende del compromiso que asumamos con nuestra conducta diaria, sabiendo que el virus existe, aunque no nos haya llegado. Es decir, que necesitamos seguir comportándonos como nos han dado en llamar: “héroes”.

SER PERIODISTA EN HERNANDO

Pero antes de seguir, quiero contar que una de las características más atrapantes de ser periodista en una ciudad como la nuestra, es el contacto directo con la gente, con sus historias de vida, con las realidades tan diversas, como decía al principio, con virtudes y dramas, que son tan pero tan diferentes, a los treinta segundos de diversión del “tik tok” que vemos en las redes sociales. Guy Debord decía que: “Estamos frente a una lógica del espectáculo cuando el significante predomina sobre el significado, estamos frente a una tendencia postmoderna, cuando la forma predomina sobre la función, cuando ya no soy lo que soy y lo que hago sino lo que represento y significo”, algo que se podría interpretar como el esfuerzo de mostrar algo diferente a lo que realmente se está viviendo, y en esa línea, lo lindo de ser periodista, es poder estar o intentar estar en contacto con la realidad; como así también, ese vínculo que emerge, que fluye y que lleva a que la audiencia, simplemente o mejor dicho, valiosamente, nos cuente, su parecer sobre los acontecimientos.

ALGUNOS PUNTOS A DESTACAR

A continuación, quiero desglosar, algunos puntitos que me han llamado la atención, en estos tiempos de pandemia, y quiero sumarlos a que aporten su mirada, si es en coincidencia con lo que digo, o bien tienen una opinión distinta, o quizás, agregar, algo que “haya quedado en el tintero”.

LOS JOVENES CUMPLIERON

Días atrás hablábamos con el Director de Seguridad Víal y Ciudadana, Sr. Ariel Verra y comentábamos que uno de los puntos que han generado sorpresa fue el gran acatamiento a las medidas por parte de los jóvenes, ya que al inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio, se pensó que podrían ser protagonistas de reuniones o de encuentros, fundamentalmente los fines de semana, siendo en realidad, dentro de los casos de conflicto, o de incumplimiento, en su mayoría protagonizados por adultos.

LOS NIÑOS

Si a mí me preguntaran cuál es la materia desaprobada en esta cuarentena, respondería que, sin lugar a dudas, son los niños, ya que todos los excesos son malos, y en este afán de proteger, se ha sobredimensionado la protección, obligando a los padres a tener a sus hijos, dentro de la casa, con todas las obligaciones que se circunscribían a una vida normal, llevando a organizar una agenda que les quitó todo tipo de esparcimiento, “de airear su mente” y sobrecargándolos de actividades, un montón de exigencias, que se cumplen de manera desigual, con discursos políticos tales como que la educación no se detiene y que debe avanzar, y categorizándolos de héroes, porque no dejan de aprender en tiempos de pandemia, cuando en muchas familias, la escuela en casa, es un verdadero trauma. Ni siquiera se dieron la posibilidad de idear un plan integral que contemplara las distintas esferas que hacen a la vida y a las necesidades de un niño. Algo así, como “de eso no se habla” porque si se habla, todo se reduce a un fundamento mediocre y simplista de que “no entendes que están cuidando la vida de los niños”. El otro día me cruce con la reflexión de que “un mono sacó del agua a un pez para que no se ahogara, con la intensión de salvarle la vida, lo terminó matando” y la moraleja decía, nada más ni nada menos que: “Qué importante entender la vida del otro”.

LAS RELACIONES POLITICAS

Claramente, si uno mira la historia, no parece haber otro tema que haya acercado a los gobiernos, que han llegado al poder con el respaldo de diferentes partidos políticos, de la forma que lo ha logrado el Covid19, el temor al “fantasma de la muerte”, “al enemigo invisible”, como se lo ha definido de manera simbólica al virus, que no hace diferencia de clases sociales y causando desastres en los países más poderosos del mundo, sin dar la posibilidad de resolver el problema con recursos económicos. Todos están de acuerdo con todo, incluso los que antes no coincidían en nada, el valor por la vida, los puso a todos en sintonía, nadie encuentra la forma “de llevar agua a su propio molino” y hasta algunos se animan a fantasear con el fin de la grieta.

ELECCIONES 2021

Lo positivo, mirando la realidad como ciudadanos, es que nos encontró en un año no electoral, ya que en general, las elecciones potencian las mezquindades personales, partidarias, lo cual lleva a atravesar mayores conflictos; en ese sentido, el 2021 que sí será un año electoral, y retornando a Gabriel García Márquez, tendremos un panorama más claro de cómo cada sector elaborará sus discursos para narrar lo acontecido, de este complejo, e incierto 2020 del coronavirus. Hoy por hoy, todas las partes se suman a potenciar al megadiscurso nacional del presidente, al ratificar que “está en el camino correcto y que lo que vale es lo que dicen los expertos en salud”, mirándolo así, el gobierno nacional es el único que está capitalizando en imagen positiva, si es que queremos destacar este punto, ya que el presente, desconcertó incluso a los asesores más expertos, en explicarle a los funcionarios, sobre las maneras posibles de capitalizar a su favor lo que está pasando, porque a todas luces, el coronavirus, los puso a todos en un escenario movedizo, donde un error pequeño puede costar un montón de vidas, lo cual, se podría interpretar, como que primó el sentido común, el afán de querer proteger a los ciudadanos, tomando las medidas en materia de adquisición de recursos materiales, potenciación de los recursos humanos y educación civil en cuestiones conductuales y de hábitos que ya todos conocemos. Ahora bien, cuando pase el temblor, si es que pasamos este temblor, podremos saber, si entrada la fase 5 de “la nueva normalidad” argentina, traerá una “nueva normalidad en las relaciones políticas”.

LA GRIETA

Recién decía que el coronavirus parece haber eliminado la grieta entre funcionarios cuyas ideologías son absolutamente diferentes, un momento histórico donde todos parecen mirar desde “los mismos lentes”, todos parecen “tirar para el mismo lado” y todos parecen estar en un mismo objetivo: “salvarnos la vida”. Ahora bien, solo basta abrir el Facebook para darse cuenta de las nuevas grietas o subgrietas que subyacen entre la gente, los reclamos que erosionan los puntos de vista opuestos y donde se definen quiénes son los buenos y quiénes son los malos, quiénes son los que están a favor de la vida y en contra del coronavirus y quiénes están a favor de la economía calificados como unos inconscientes que no entienden que de verdad se pueden enfermar, contagiar, producir muertes y morir. Las discusiones se leen todo el tiempo, intercalados de memes, actuaciones, recetas y clases de fitnees, show de músicos en vivo, en las redes, que conviven simultáneamente. Sí, las subgrietas, entre los que quieren quedarse en casa y los que quieren salir a caminar, entre los que se enamoraron de la escuela en casa y los que están viviendo una verdadera pesadilla y así, podríamos contar un montón de ejemplos, de los cuales, no se sabe si quedarán para siempre, o son apenas subgrietas temporales que subsistirán mientras dure la pandemia, como un fuerte reflejo del mal humor social al que se ha llegado, porque las personas se deben pensar en una integridad, con todas las partes que la componen.

LA CRISIS ECONOMICA

Creo que la máxima expresión de la crisis económica, es la que les vació la heladera y les dejó sin nada que poner en la mesa a muchas familias; aunque, vivimos en una ciudad que es símbolo de generosidad, porque si hablas de Hernando, tenemos que reconocer que, si la moneda tiene la cara de la necesidad, la contracara es la solidaridad, es decir, que siempre va a estar en el ámbito público o privado esa ayuda generosa que contenga, que asista, pero si uno mira más allá, remarcando que de acuerdo a las diferentes personalidades que cada uno pueda tener, pueda vivirlo con mayor malestar o no, pero, quién les saca la frustración de no poder comprar sus alimentos, de tener que llegar a pedir porque no se puede trabajar y no hay ingresos; para mi, esa es la más dolorosa manifestación de la crisis económica, la que viven aquellos que, aún convencidos de que están cuidando la salud, sienten que la cuarentena les quitó la dignidad de acceder a lo más básico para vivir.

EL PROBLEMA DE LA RECAUDACIÓN

Asimismo, aunque “no aparece en portada” como el tema, porque la salud acaparó el mayor porcentaje de los títulos, la caída en la recaudación empezando, desde La Nación, pasando por La Provincia, hasta llegar a Municipios, es uno de los puntos que más preocupan en los gobiernos, ya que el parate generado por el aislamiento social, preventivo y obligatorio, ha reducido en el mes de Abril, entre un cuarenta y un cincuenta por ciento, sabiendo que en el mes de Marzo hubo actividad económica durante un poquito más de medio mes, lo que empeorará el panorama en Mayo debido a que Abril, se pasó completamente en cuarentena con una actividad económica mínima; a lo cual hay que sumarle el contexto actual del país, con una negociación de la deuda externa, que lleva a la economía nacional al borde del default y con un dólar que amplía las brechas entre el oficial y los libres o paralelos que deja las puertas abiertas a futuras devaluaciones de la moneda nacional con el riesgo inflacionario que eso implica, además de todas las consecuencias en las que ello se traduce y que los argentinos ya conocemos por experiencia acumulada, en el tema. Mientras tanto, se ven reuniones virtuales entre los gobiernos de las diferentes jerarquías, analizando la caída de la recaudación, y consecuentemente de la coparticipación. En términos nacionales, la emisión monetaria está a full; en la provincia, ya se han aprobado los bonos para proveedores, y en nuestra localidad también se verá el impacto de la crisis sanitaria que llegó a nuestro país, como a muchos otros países del mundo, la cual tiene efectos directos en lo económico.

 

Lic. Silvina Tissera

Comunicadora Social-Periodista