La tormenta dejó fuertes daños en campos del sur y centro de Córdoba

El titular de Coninagro en la provincia estima que unas 50 mil hectáreas sufrieron el impacto del granizo. Maíces y sojas recién sembrados, y trigos a punto de cosecharse, quedaron destruidos.

El temporal de viento, lluvia y piedras que castigó a Córdoba en la tarde-noche del miércoles dejó como saldo numerosos campos que sufrieron pérdidas totales en el sur y centro de la provincia.

“Fue un desastre. Una tormenta que arrancó al sur de Río Cuarto y terminó al norte de Villa María. Son 200 kilómetros de largo y estas mangas de granizo suelen tener entre uno y tres kilómetros de ancho, por lo que estamos hablando, de arranque, de unas 50 o 60 mil hectáreas que sufrieron el paso del temporal”, señaló a Agrovoz Marco Giraudo, presidente del consejo provincial de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro).

Según Giraudo, “todo lo que había en los campos, la piedra lo borró”; enumeró tanto maíces que estaban en floración como soja de 15 centímetros de alto y desplegando hojas, y trigos listos para cosechar. También hubo galpones destrozados, líneas eléctricas cortadas y árboles caídos. “Fue un viento muy fuerte, tipo cola de tornado, con mucha piedra y agua”, añadió.

Entre las zonas más afectadas, Giraudo mencionó el sur de Punta del Agua, el este de Hernando hasta Arroyo Cabral, campos de Pampayasta y la franja ubicada entre Villa María y Arroyo Algodón, y también entre James Craik y Tío Pujio.

Además, “productores me contaron que en la zona noroeste de Alcira Gigena, el daño es grandísimo, al este de Hernando también, al este de Arroyo Cabral y Pampayasta, Villa María y Tío Pujio”.

Es decir, que el paso más fuerte de la tormenta abarcó, al menos, a cinco departamentos: Río Cuarto, Juárez Celman, Tercero Arriba, General San Martín y Río Segundo.

Fuente: Agro Voz