La inflación de marzo fue de 2,4%

Los principales incrementos se dieron en educación, indumentaria y alimentos y bebidas. De está forma la suba de precios superó las estimaciones privadas que estimaban un 2%

El Nivel general del Índice de Precios al Consumidor (IPC) para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los partidos que integran el Gran Buenos Aires registró en el mes de marzo una variación de 2,4% con relación al mes anterior.Los principales incrementos se dieron en educación (5,6%), indumentaria (4,8%) y alimentos y bebidas (3%); superó las estimaciones privadas que proveían un 2%

El acumulado para los tres primeros meses es de 6,3%, cercana a la estimada por el IPC Congreso, del 6,1%.

El porcentaje superó a las proyecciones que habían hecho los analistas en la Encuesta de Expectativas Macroeconómicas de El Cronista (EMEC), en la que esperaban en promedio un alza del 2%, y a las mediciones del IPC Congreso, que promediaban un 2,2%.

El rubro vivienda y servicios básicos aumentó un 2,2% como consecuencia, sobre todo, de que el pasado 1 de febrero el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) aprobó un incremento de tarifas eléctricas para las distribuidoras EDENOR y EDESUR para los meses de febrero y marzo del corriente año en el marco de las Revisiones Tarifarias Integrales de ambas empresas.

El incremento del 1,2% en el capítulo transporte y comunicaciones refleja el incremento de los peajes en autopistas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y partidos del Gran Buenos Aires a partir del pasado 15 de febrero.

Dentro del Nivel General, el IPC Núcleo creció un 1,8%, los bienes regulados un 3,3% y 3,7% los estacionales.

El IPC núcleo representa el 69,9% de la canasta mientras que los regulados (Bienes y servicios cuyos precios están sujetos a regulación o tienen un alto componente impositivo: combustibles para la vivienda, electricidad, agua y servicios sanitarios, sistemas de salud y servicios auxiliares, transporte público de pasajeros, funcionamiento y mantenimiento de vehículos, correo, teléfono, educación formal y cigarrillos y accesorios) un 19,4% y los estacionales (frutas, verduras, ropa exterior, transporte por turismo y alojamiento y excursiones) un 10,8%.

Fuente: El Cronista