La diferencia entre ser empleado o funcionario público y pertenecer al sector privado

Por el Cr. Gustavo Peretti

14/01/2019 – Por estos días pre electorales se están viendo ajustes de salarios y dietas de los empleados y funcionarios del sector público en niveles bastante elevados, así como también ajustes en impuestos y tasas en niveles muy cercanos a la inflación.

Si tenemos en cuenta el momento estanflacionario de la economía veremos como todo el sector privado con caída en el nivel de actividad e ingresos congelados o menores a los que tuvo durante el año anterior, debe hacer frente a una mayor presión tributaria para sostener el elevado gasto del sector público.

Aquí se puede ver la diferencia del sector privado que pone en riesgo su capital para generar ingresos en un contexto de estanflación, sujeto a la suerte de lo que marque el mercado, el nivel de demanda, el acceso al crédito, tasas de interés impagables, los idas y vueltas del mercado cambiario y la elevada presión tributaria; y lo que pasa con funcionarios y empleados públicos, quienes no ponen ningún capital en riesgo y sus ingresos no caen como los del sector privado que los sostiene, sino que al contrario se incrementan por una simple decisión administrativa.