La amenaza de la inflación reabre el debate por las tasas de interés

Los analistas creen que se mantendrá aunque dicen que el BCRA abrió el paraguas de cara a los meses que se vienen.

Los economistas de la city proyectan que el Banco Central, al menos por el momento, mantenga las tasas en los próximos tres meses que Federico Sturzenegger adjetivizó como “delicados en materia de inflación”. Aunque, según admite un grupo de analistas consultados por Clarín, la autoridad monetaria dejó abierta una puerta para un eventual aumento.

La amenaza de la inflación reabre el debate por las tasas de interés
Miguel Bein: Sturzenegger ve y mide lo que sucederá con los precios tal cual nosotros lo vemos. Febrero viene por arriba de 2%. No subirán la tasa porque se sale de una recesión

Es que por un lado, los economistas descartan un endurecimiento de la política monetaria a través de una suba de la tasa de interés, aún cuando la inflación se ubique en 2% mensual en ese período. Pero por otro, especulan con que “si los precios se incrementan mucho, podrían aumentar las tasas”, dice Daniel Artana, economista jefe de Fiel. El Banco Central ha manifestado en más de una oportunidad su compromiso con mantener tasas de interés reales positivas, esto es, que el rendimiento sea por encima de la inflación.

-¿Y cuanto es ‘mucho’ de inflación?

«No creo que suban la tasa si febrero da 2,5% o menos», responde Artana.

¿Y cómo viene la inflación en febrero? Miguel Bein dice “arriba de 2%”. Para Miguel Kiguel, director de Econviews, la inflación de febrero se espera en 2,4% y abril «más de 2% por la suba del gas». ¿Qué hará entonces el Banco Central?

Su presidente dijo el jueves que la autoridad “está tomando sus decisiones de política monetaria en pos de alcanzar un nivel de inflación núcleo que permita lograr el cumplimiento de las metas para el nivel general hacia fin de año”. Y que por el ritmo que arrastran los precios no regulados, «no vemos margen alguno por el momento para el relajamiento de la política monetaria». Para Rodolfo Santangelo, economista de Macroview, “el presidente del Central juega demasiado fuerte. Da a entender que la tasa podría subir si es necesario para cumplir el objetivo de 17%”.

La amenaza de la inflación reabre el debate por las tasas de interés
Rodolfo Santangelo: Sturzenegger abrió el paraguas al decir que se vienen meses delicados. Y que podría subir la tasa de interés si es necesario para cumplir con la meta de 17 por ciento.

Ramiro Castiñeira, economista de Econométrica, dice que «el banco tiene que hacer política monetaria independientemente del calendario electoral. Para eso es una entidad autónoma y con mandatos de mayor plazo que el Ejecutivo. Caso contrario arriesga su reputación y pone en riesgo su credibilidad, algo que es crucial cuando quiere imponer metas de inflación».

Bein piensa distinto la cuestión de las tasas. Dice que Sturzenegger “anunció que no tiene espacio para bajarla. Y yo creo que tampoco tiene espacio para subirla porque la economía sale de una recesión significativa a cuentagotas”. En un banco van más allá y señalan: «Las tasas no aumentarán en un año electoral».

La amenaza de la inflación reabre el debate por las tasas de interés
Mario Blejer: Lo que dijo Sturzenegger está bien. Dice que la inflación será más alta en un mes pero que no se puede proyectar ese nivel para el resto del año.

Las palabras del titular del Banco Central anticipan qué sucederá en materia de inflación entre febrero y abril. El IPC será más alto por las subas en la luz, agua, gas y transporte de colectivo. Además habrá correcciones en naftas, peajes, estacionamientos y medicina privada. Un cálculo del Estudio Bein apunta que estos aumentos sumarían 4 puntos porcentuales adicionales a la inflación del año. Esto sin tener en cuenta el impacto de la remarcación que comercios y industrias muchas veces aplican sobre sus productos. “Efectos de segunda ronda”, que le dicen.

La economía, que de por sí se encuentra en medio de un experimento de corrección de precios, navega por estos meses las aguas de las negociaciones para actualizar los salarios y bajar la inflación a la vez. En este momento se da la discusión con los docentes. Por eso, para Lorenzo Sigault Gravina, economista jefe de Ecolatina, las palabras de Sturzenegger “no tuvieron el mejor timming” dado el contexto.

La amenaza de la inflación reabre el debate por las tasas de interés
Daniel Artana: Coincido con lo que dijo Sturzenegger de que se vienen meses de inflación más elevada. Creo que mantendrá las tasas y que las subiría sólo si sube mucho la inflación.

El ex presidente del BCRA Mario Blejer, por el contrario, dice que “el timming del discurso fue bueno” aunque aclara que “el Banco Central debe ser claro a la hora de explicarlo”.

Sturzenegger ratifica que la meta de inflación 12-17% no se modifica pese a que en estos meses se acelerará el ritmo al que aumentan los precios de la economía. Y, da a entender, que no sería correcto utilizar los datos de febrero-abril para proyectar el resto del año. Que la entidad no sólo espera que la inflación sea menor en el período siguiente sino que cuenta con una herramienta para cumplir el objetivo: si sube la inflación núcleo (una canasta que es el 70% del IPC y no incluye ni precios de bienes regulados como la luz o el gas, ni de bienes estacionales), la tasa de interés sube. Y si la inflación núcleo baja, entonces la tasa cae. “Posiblemente las mantenga para luego retomar el sendero a la baja”, dice Ramiro Castiñeira, economista jefe de Econométrica.

La amenaza de la inflación reabre el debate por las tasas de interés
Miguel Kiguel: Las palabras de Sturzenegger fueron para manejar las expectativas. No veo que la tasas aumenten si la inflación núcleo se mantiene 1,5% o 1,6%. Pero no las bajará.

Por último, Blejer señala la paradoja que enfrenta el Gobierno. “Cuando necesitas bajar el déficit fiscal para frenar la inflación, hay precios que suben porque los subsidios bajan. Por más que esos aumentos sean de una vez, la tarea para un banco central se hace difícil”.

Fuente: Diario Clarín