Juan Carlos Scotto: “Los municipios tienen que caminar con precaución y controlar el gasto”

Juan Carlos Scotto ocupa un lugar preponderante en el gobierno de Juan Schiaretti. Es el interlocutor directo de los intendentes y jefes comunales de la provincia, desde la estratégica Secretaría de Asuntos Municipales del Ministerio de Gobierno. Intendente de Corralito en uso de licencia y abogado, se posiciona como la nueva generación del PJ departamental y provincial. Está al frente, desde hace algunos años, del justicialismo de Tercero Arriba. En diálogo con TRIBUNA en su despacho del Centro Cívico cordobés, habló acerca de la realidad política y económica de la provincia y el país, su relación con los municipios, las obras y los proyectos en marcha.

18-09-2018 – ¿Cómo evalúa, en esta complicada coyuntura económica y social, la actual situación de los municipios y de las comunas del interior?
-Hasta setiembre hay un municipalismo ordenado en Córdoba. El municipalismo funciona normalmente, los intendentes pueden pagar los sueldos, hay obras públicas ya sea con fondos propios de los municipios o con aportes que realiza el Gobierno provincial. Por ejemplo en el caso de la ciudad de Río Tercero, las principales obras y programas sociales las ha financiado la Provincia. Lo que sí es cierto también es que la caída del Fondo Solidario Federal, que es el fondo de la soja, va a tener un impacto importante en las finanzas de los municipios y se avizora una fuerte caída en la recaudación provincial, nacional y en las tasas municipales. Esto le advierte a los municipios que tienen que caminar con mucha más precaución, controlar el gasto público y estar más atentos y ordenados para el mes de diciembre, época en la que hay que pagar aguinaldos o actualizaciones salariales pedidas por los gremios.

– Si bien su Secretaría y el Ministerio de Gobierno están disponibles para brindar ayuda a las comunas y municipios, ¿también debe haber cautela en los municipios?
-Nosotros entendemos que es un ida y vuelta. Desde la firma del Consenso Fiscal con el Gobierno nacional en adelante, se establecieron una serie de parámetros de control del gasto en los municipios, de ciertos requisitos que los municipios deben cumplimentar mes a mes en lo que hace a gastos corrientes y de inversión y presentar eso en el Ministerio de Finanzas de la Provincia. Y a su vez nosotros cuando firmamos el acuerdo federal creamos un fondo anticrisis. Ya hay más de quince municipios que lo han solicitado y eso habla a las claras que seguramente la cuestión se va a poner complicada. Por eso se firmó el acuerdo porque entendíamos el panorama y el gobernador Schiaretti había visto esta situación. El acuerdo no tenía un trasfondo político sino poner a disposición de los municipios los recursos que el Gobierno tiene a mano y rápido para que el municipalismo siga fuerte. Nosotros tenemos claro que la primera puerta que toca el vecino es la de los municipios, es más difícil para un vecino hablar con el gobernador o con el presidente. Más allá de eso, el gobernador tiene en claro que es necesario mantener los programas sociales, que no es menor; y cuando digo programas sociales también hablo de los boletos educativos y de los adultos mayores, porque eso impacta fuerte en las familias y más ahora si se da la quita de los subsidios y se va a duplicar el costo del transporte en Córdoba. El Programa “Más leche más proteína” es muy importante porque en las familias más humildes muchas veces no llegan o no tienen la alimentación adecuada. El programa Paicor es muy importante y por su puesto los demás programas como el Vida Digna, PPP, PP Aprendiz . Estos dos se van a estar presentando la próxima semana en la ciudad, porque le sirve a la persona que necesita un trabajo o ha perdido el trabajo y también al comerciante que por ahí necesita contar con un empleado y no lo puede pagar.

-¿Los municipios pueden utilizar los fondos que surgen del Consenso Fiscal para inversión y para gastos corrientes a la vez?
-El acuerdo federal II o el acuerdo de consenso y convivencia social prevé distintos fondos. El primero es el fondo de obra pública: el famoso Fondo de Desarrollo Urbano con el cual los municipios hacen obras de pavimento, cordón cuneta, red de agua, red de gas. Con esos recursos en Río Tercero se ejecutaron las obras de adoquinado de la calle Perón y Peñaloza. Eso ya se hizo y se desembolsaron 10,5 millones de pesos más para realizar obras en otras calles, como la Igualdad. Antes estaba constituido con el 25% de subsidio y 75% crédito. Eso ahora pasa a ser 100% subsidio, es decir que la ciudad va a recibir en el transcurso de los cuatro años un monto que va a llegar a los 40 millones de pesos. Después el Fondo de Desarrollo Urbano prevé un crédito que es 25% subsidio y 75 crédito para redes de gas. Así los intendentes podrán hacer redes de gas en aquellos barrios donde el servicio no llega. El crédito es muy accesible, tiene seis meses de gracia y se paga a valores históricos; la idea es que mientras el intendente va haciendo la obra la gente vaya pagando esa obra y pueda ir devolviendo los fondos. Prevé también el programa Vivienda Semilla, que la idea es que lleguen los materiales a los sectores sociales vulnerables. Sabemos que detrás de esas familias que acceden a este programa y sus ingresos no superan los dos salarios mínimos vital y móvil, se genera empleo. Sabemos que en Río Tercero se van a 37 beneficiarios, y eso quiere decir que al menos serían setenta albañiles que deberían estar trabajando para levantar y culminar esas viviendas. Además el acuerdo prevé la creación de un fondo anticrisis a los fines de que algún municipio no pueda afrontar el pago de salarios o alguna otra instancia extraordinaria, pueda tomar esos fondos. Es un crédito pero con doce meses de gracia. Fuera de los mecanismos de financiación prevé también mecanismos para mejorar la recaudación en los municipios; la posibilidad de adherir al impuesto del automotor unificado por ejemplo. Hasta ahora hay 68 municipios que adhirieron. Eso permite bajar un 30 por ciento la tasa del automotor y si la gente lo hace a través del pago electrónico como lo hace con Rentas baja un 10 por ciento más. Eso ha sido muy beneficioso para los intendentes, no sólo por la facilidad del cobro de la tasa (cuando uno paga Rentas paga también el Municipio), sino que le ahorra al municipio en otros aspectos como la impresión de papel, el personal, notificaciones, procuraciones, entre otros aspectos. La adhesión al monotributo federal tiene dos impactos: primero baja la tasa de comercio de los pequeños negocios de las ciudades, que en definitiva es importante porque es una baja en los impuestos, y también aceita todo el sistema de recaudación. Por ejemplo en Río Tercero, que hay más de 300 comercios pequeños, cuando pagan monotributo pagan también Ingresos Brutos y la tasa municipal. Hay también una tendencia a la modernización del Estado que impacta en la reducción de personal municipal, como por ejemplo lo que es el Registro Civil Digital. El objetivo es ir digitalizando el Estado para que sea más eficiente y más práctico para los vecinos.

-¿Qué opina de aquellos municipios que no firmaron aún o que plantean reparos como la ciudad de Córdoba?
-Son muy pocos los que no han adherido, entiendo que en algunas cuestiones es respetable la posición porque en definitiva uno cuando está en política tiene que respetar la opinión de los que piensan distinto, pero lo que hace en particular a la Municipalidad de Córdoba, en su afán de cierto protagonismo político el intendente (Ramón Mestre) ante la necesidad de posicionarse dentro de la interna del radicalismo, plantea una pelea con el gobernador que no existe. Schiaretti siempre ha tenido buena voluntad con la ciudad de Córdoba y con el intendente y por eso hoy está en marcha la mayor inversión de la historia que un gobierno provincial ha realizado en la Capital. Y bueno, respetamos su posición y creemos que el Gobierno provincial tiene razón y nosotros lo que hacemos es aplicar la ley de coparticipación como corresponde. Creemos en más de los 390 intendentes que han firmado y que vienen en estos días a firmar porque el convenio que se puso a disposición estos días de los intendentes, en su mayoría lo han aceptado.

-¿Cómo calificaría la relación con el Gobierno municipal de Río Tercero?
-Es muy buena; es una relación de cordialidad, de trabajo, como tiene que ser en democracia. Un gobernador que eligió la gente y un intendente que eligieron los vecinos de una ciudad se tienen que llevar bien, porque en definitiva la gente vota para eso y que puedan trabajar juntos y realizar obras que le mejoren la calidad de vida a los vecinos. Es una relación netamente institucional. El gobernador se comprometió durante su campaña a hacer obras estratégicas para la ciudad, más allá de algunas obras menores en inversión, como las salas cuna, la construcción de aulas con el Programa Aurora, entre otros. Río Tercero es la ciudad polo de nuestra región, porque todos los que estamos cerca (Scotto es intendente de Corralito en uso de licencia) vamos a los centros de salud ahí y a los comercios.

-Las obras estratégicas son el nuevo hospital, la autovía entre Río Tercero y Almafuerte, la nueva planta de tratamiento de residuos.
-Sí, además de la gran inversión que se está realizando en el parque industrial, que es lo más importante que tiene que potenciar el Municipio: el desafío que tienen todos los intendentes es generar empleos y si se potencia el parque industrial y se invierte en él seguramente muchas empresas van a mirar con buenos ojos la ciudad. Dentro de esas tres grandes obras se destaca además el desagüe de la calle Catamarca, una obra que empezó con 75 millones de pesos de inversión y hoy con las variaciones de los tipos de cambio va a terminar en 120 millones de pesos. Es una obra muy importante que resuelve el problema de muchos años, que es que los barrios del centro se inundaban. A mí me parece que hubo un gobernador que cumplió con su compromiso de gestión, con algunas cosas más, y que acompañó a la gestión municipal con obras menores como pavimento, redes de gas, adoquinado, los programas Vida Digna, que a valores actuales representa una inversión de 16 millones de pesos para que las familias puedan mejorar sus viviendas; entregamos también el primer desembolso para que el intendente empiece la obra del programa Lo Tengo. Esto demuestra que hay una voluntad del Gobierno provincial, no sólo con el intendente Martino, sino también con todos los intendentes de la región de colaborar y el augurio que a los municipios les vaya bien y eso se traslade en una mejor calidad de vida de la gente, ese es el objetivo del gobernador y que me repite todos los días.

Cercanía

-El intendente Martino aparece como el más cercano al gobernador Schiaretti en la región.
-Es una cuestión de razonabilidad. Es la ciudad más importante de la región y por ende si lo analizás en forma proporcional, todos los pueblos han recibido fondos para obras en forma proporcional a la cantidad de habitantes y las necesidades que tienen. Otra obra importante en cuanto a inversión es la nueva planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos. Es una obra que no se ve pero resuelve un montón de problemas para siempre. Nosotros tenemos que lograr que en Tercero Arriba en el transcurso de cinco años, después de la inauguración de la planta no exista más un basural a cielo abierto y eso es un tema de agenda de futuro: el trabajo que hay que hacer con la basura es central. Hay muchos ejes de trabajo importantes. Almafuerte tuvo obras significativas, Tancacha, Villa Ascasubi, Corralito también recibieron fondos para obras.

-¿Cómo va a repercutir en este plan la situación financiera y económica actual?
-El Gobierno provincial está sólido en cuanto a los recursos para garantizar la ejecución de las obras públicas, el problema que está existiendo en la actualidad es la imposibilidad de determinar los precios de las actualizaciones de las obras, no porque no haya recursos en el Gobierno provincial sino que es muy difícil mantener los precios en un período de tiempo. Seguramente se van a demorar algunas obras. La provincia tiene los recursos calzados, garantizados para las obras en nuestra región, lo que se dificulta es el tema de los precios. Generalmente las grandes obras públicas tienen muchos ítems (asfalto, hormigón, hierro, piedras, mano de obra, etc.) entonces cuando se define un precio por ahí cambia y las empresas, en todo su derecho, nos exigen revisar esos valores más seguido.

-¿Qué opina de la marcha del Gobierno nacional?
-Como dice el gobernador, nosotros debemos desearle que al Presidente (Macri) le vaya bien y darle todas las herramientas para que pueda avanzar y resolver los problemas macro-económicos.

-En ese sentido, más allá de la crítica política que puede haber hay una decisión política de acompañarlo.
-Siempre fue así y el Gobierno provincial, si bien no definimos la política económica nacional, tenemos en claro que cuando hay crisis a los que se les hace más dificultoso de sobrellevar es a la clase media y baja. El gobernador ha sido muy claro en acompañar y garantizar que el Presidente apruebe el presupuesto nacional y acompañar la gobernabilidad.

-Da la sensación que hay mejor relación con los intendentes radicales que con algunos intendentes justicialistas.
-No, las relaciones en nuestra región son excelente con todos los intendentes, más allá de la posición del intendente de Oliva que nos ha iniciado un juicio; venimos colaborando con él y respetamos su posición.

-¿Qué cree que valora la gente, la buena administración, las obras?
-Un poco de todo. Unión por Córdoba siempre ha sabido reinventarse y generar nuevas propuestas sabiendo entender y ver las necesidades de los cordobeses, por eso es un gobierno que todo el tiempo ha sacado cosas nuevas que hoy parecen un derecho adquirido; y está bien que así sea, porque han sido gobiernos que han llevado adelante obras estratégicas o programas insignias como el boleto educativo o los PPP. Si uno compara con otras provincias Córdoba está a la vanguardia y es institucionalmente fuerte. El municipalismo es muy fuerte aquí y eso permite que los vecinos elijan un intendente, un gobernador y un presidente de distintos partidos políticos porque sabe diferenciar. Una mesa de dialogo.

-¿Por qué crees que está ausente el Estado nacional en proyectos y obras en Tercero Arriba?
-Hay algunas cuestiones que tenemos que superar y cuando digo “nosotros” me refiero a la visión que tenemos que tener del Gobierno nacional y la forma de hacer política. Nosotros planteamos que los recursos deben ser repartidos por índices y también teniendo en cuenta las necesidades de cada región y eso no se ha logrado con Gobierno nacional, más allá que ha colaborado mucho con nosotros. En cuanto al municipalismo hay localidades y ciudades donde se han entregado muchos recursos y en otros nada y eso a mi entender es un error, porque no tiene nada que ver que un funcionario nacional que tiene su oficina en Buenos Aires haga el cordón cuneta en un lugar a dos mil kilómetros de distancia y no sabe cómo es la ejecución de esa obra. Nosotros planteamos la creación de una oficina de asuntos municipales a nivel nacional y que los fondos se distribuyan por índice pero no tuvimos suerte en el manejo, de todos modos confiamos que eso en algún momento tiene que cambiar y tiene que ser más ágil.

El PJ en el departamento

Si bien está enfocado en la gestión, ¿cómo ve al peronismo de Tercero Arriba de cara al 2019?
-Lo veo bien, sólido, muy ordenado. Hay algunos circuitos donde tienen la intención de empezar a armar sus equipos técnicos para posicionarse como candidatos. Nosotros entendemos que no es el momento porque estamos atravesando una situación complicada a nivel nacional y por eso entendemos que no es tiempo aún de pensar en elecciones, sino que hay que gestionar y el año que viene después que pasen las vacaciones definir en cada lugar las personas que tengan voluntad, ganas y un proyecto de ciudad para encarar. Y proponerle a los vecinos una visión superadora de lo que existe, en eso tratamos de ser muy respetuosos de la dirigencia en cada localidad. Somos amplios y estamos dispuestos a incorporar personas que tengan ganas de sumarse a Unión por Córdoba y a la gestión de Schiaretti.

-¿Cree que estarán todos encolumnados detrás del mismo objetivo?
-Sí, creo que el objetivo es uno solo y es que todo lo que se ha conseguido en estos cuatro años con la gestión de Juan Schiaretti y lo que se viene haciendo de gobiernos provinciales anteriores se consolide y podamos continuar con obras estratégicas y con progreso. Ese es el objetivo de todos, que la Provincia siga creciendo y nosotros entendemos que nuestro espacio representa eso, los logros obtenidos, también una buena administración. Más allá de todo, a nuestra provincia además de ser una provincia rica, la buena administración siempre la ha sostenido.

Fuente: Diario Tribuna