Ing. Butiler: 2016-2017, una campaña con rindes diversos

En la mañana de este lunes nos entrevistamos con el ingeniero agrónomo Edgardo Butiler en el bloque de TX – CON AIRE RURAL de la 95.3 TX-FM, quien manifestó que: “en términos generales en nuestra zona la cosecha de la soja ya casi está terminada, se ha arrancado todo el maní quedando pendiente maíz tardío y un poco de sorgo”; mientras que por otro lado indicó que: “ya se ha sembrado trigo aunque no en la cantidad del año pasado”.

Además, al momento de referirse al tema de los rindes analizó que: “la sequía los afectó en algunas zonas en particular como puede ser en el sector de Pampayasta donde hubo campos que no dieron más de 18 a 20 qq por hectárea”. Tema que días atrás hablábamos con Marco Giraudo que detalló las diferencias que se han registrado en esta campaña de acuerdo a la ubicación de los campos, donde –según las expresiones del dirigente de RENATRE y miembro de CONINAGRO NACIONAL – “en general se puede hablar de una buena cosecha con rindes variados que van desde zonas en donde hubo rendimientos de hasta 40 o 45 qq por hectárea, como así también lugares donde –por ejemplo- en la zona de Rivadavia entre el ripio que va de Pampayasta, Villa Ascasuvi se obtuvieron rindes de 18 ó 20 quintales”, en coincidencia con las declaraciones realizadas en esta nota con Butiler.

En este sentido, ante este panorama, desde el punto de vista de los costos de indiferencia “tenemos sectores que están bien y otros donde los números son muy finos que si no dan perdida seguro van a raya por lo que si ese productor tiene ahorros los tendrá que gastar y si no los tiene tendrá que endeudarse, pero son porciones chicas, las que han registrado esos rindes tan bajos” ya había reconocido Giraudo para nuestros micrófonos.

Por último, el ingeniero evaluó que a la hora de sacar las cuentas, hoy en día el maíz y el maní están un poco más atractivos para el productor sobre todo para campos en alquiler por los precios que se están manejando; esto dado por el bajo precio de la soja y una mejora en el precio del maíz, que teniendo en cuenta que rinde hasta dos o tres veces por hectárea lo que rinde la soja, esta campaña ha visto incrementada bastante su área de siembra.