Ing. Arese: “Para que haya escuelas rurales es necesario un proyecto de país productivo”

02-09-2020 – En “TX-CON AIRE RURAL”, comenzamos a desarrollar un ciclo de entrevistas para pensar sobre el sistema educativo rural, de cara al Día del Maestro, en un momento en el que se han cerrado muchas escuelas rurales por la falta de alumnos. En esa línea, nuestro primer entrevistado, el Ing. Huber Arese manifestó que: “Para que haya escuelas rurales hay que tener un proyecto de país y de cómo se estructura todo el sistema productivo argentino, porque la gente dejó de vivir en el campo para venirse al pueblo, primero, por la educación de sus hijos; antes vos ibas a la escuela y era de 8 a 12 horas y después no había nada más, no había actividades extracurriculares, hoy por hoy, los chicos tienen academia de danzas, de idiomas, teatro y distintas cosas que en el campo no las tenes. A la vez, en el campo, te sale más caro el gas e internet, y a pesar de los trabajos que se hacen en los caminos, cuando llueve mucho no se puede transitar. Por eso, habría que premiar de alguna forma con mejores condiciones, a la gente que decide quedarse en el campo, porque es una manera de enseñar a querer el medio y la naturaleza en que uno se desarrolla, a convivir y trabajar con los animales de granja, el campo tiene un estilo de vida totalmente diferente y no hay nada preparado que lo promueva profundamente”.

Reconoció además, que: “hoy moverse es mucho más rápido por los medios de transporte que existen y además, se requieren muchísimas menos horas hombre de trabajo, lo cual se traducen que con menos tiempo en el campo la producción se mantenga igual”, y siguió: “el avance tecnológico ha sido muy positivo porque antes el trabajo era muy rústico, muy bravo, la gente de campo trabajaba muchísimas horas porque no había otra alternativa. No se puede ir para atrás”.

Asimismo, Arese reflexionó: “Hoy, se perdió mucho el aspecto cultural del campo, es muy difícil encontrar familias. En aquella época, tanto el hombre como la mujer tenían un rol muy importante, porque mientras el hombre estaba en el campo con sus caballos, trabajando la tierra; la mujer se dedicaba a la quinta y cocinaba para todas las personas que trabajaban, que eran muchas. Era una vida muy sacrificada. Hoy, la mujer tiene un rol social más trascendente, es profesional, tiene títulos, es empresaria, es otra vida. Y los hijos aparte de la escuela tienen otras obligaciones de estudios artísticos, deportivos y sociales que los compromete a estar en la ciudad todo el día”. Los invitamos a reproducir la videoentrevista y ampliar los conceptos arrojados por el ingeniero agrónomo.