Huber Fassi: la vida social aleja a la gente de vivir en el campo

07-09-2020 – En “TX-CON AIRE RURAL” nos entrevistamos con el Sr. Huber Fassi, ex alumno y miembro de la comisión cooperadora de la Escuela Narciso Laprida de Campo Ojo de Agua. Su mamá y sus hijos también estudiaron allí, por lo cual, el amor y el sentido de pertenencia por esta escuela es muy profundo.

En esta nota, junto a Fassi, quien hace solo 6 años que vive en nuestra ciudad, pero que vivió en el campo durante 44 años, seguimos reflexionando sobre si es utópico pensar un campo más poblado, ya que, sin familias, las escuelas se quedan sin alumnos.

Fassi remarcó que: “empezando desde arriba, es decir, a nivel nacional no hay políticas de estado que reconozcan el trabajo de los pequeños productores, que cada vez son más, porque nos encontramos con una realidad que con los costos que tiene un hectárea de campo, es difícil poder comprar y en cada familia, cuando se van dividiendo las partes entre los hijos, a cada uno les corresponden fracciones más pequeñas que hacen, en general se conviertan en arrendatarios y se vayan a las ciudades para empezar con otros trabajos para sumar recursos a esa explotación”.

A la vez, coincidió con el Ing. Huber Arese y la ex directora y docente plurigrado de la escuela de Campo Bara, Roque Saenz Peña, Selvina Actis, en que uno de los factores que influyen en la decisión de dejar los campos para vivir en las ciudades son las actividades extracurriculares de los alumnos, que ya no son de 8 a 12: “si no te venís a la ciudad los apartas de todo lo social que también es muy importante para su formación integral”.

Comparó, que en términos de seguridad, siempre es más segura la vida en el campo y reflexionó, que más allá de que los servicios son más caros en el ámbito rural, hay muchas prácticas que disminuyen otros costos, como por ejemplo producir sus propios alimentos, criar animales, etcétera.

Lamentablemente la matriz que forma la matrícula de las escuelas rurales son de la gente que vive en el campo, por eso se debería pensar una forma de atraer a las familias, ya que hoy en día, en materia de servicios podes tener todo lo mismo que en la ciudad, sea que hablemos de luz, gas, internet, directv o lo que sea, y en realidad no es que la gente se quiera ir del campo sino que no le queda otra opción.