Hablamos de Mani con el Ingeniero Huber Arese

En este bloque hablamos con el ingeniero agrónomo Huber Arese sobre el maní, por lo que interpretó que nos vamos a convertir en uno de los centros productivos más importantes, recordando que hubo épocas donde se trabajaban entre 12 y 14 mil hectáreas, algo que se está viendo en esta última campaña, además remarcó que era posible hacerlo porque cuando se siembra maní hay que esperar unos cuatro años como mínimo o cinco años que sería el tiempo óptimo para esperar para volverlo a producir.

Analizó que va a haber un corrimiento de todo lo que se hace en el sur hacia nuestra zona, por las complicaciones que han sufrido en este último tiempo.

Remarcó que el maní tiene mala fama al haberse popularizado que destruye la siembra directa pero luego de cosecharlo hay prácticas que permiten que el suelo se recupere rápidamente.

Indicó que las empresas que alquilan campos para sembrar maní tienen el compromiso de la cámara argentina con la provincia de la buenas prácticas del maní por lo que una vez que se cosecha se les paga para que siembren trigo, avena o centeno, por ejemplo.

Destacó que el productor hernandense se adapta muy bien a los cambios y sabe que haciendo las cosas bien hay buenos beneficios.

Con respecto al tema del clima, describió que este año fue ideal para el maní para esta zona porque requiere buena agua para la floración, necesita calor y no mucha lluvia y para el arrancado es fundamental que no venga un temporal, por lo que consideró que se dieron las condiciones ideales para producirlo.

A continuación los invitamos a ver el video donde hablamos de este tema.