Guzmán pasó la prueba de “aspirar pesos”: los riesgos de emitir deuda atada al dólar

29-10-2020 – El Ministerio de Economía realizó una licitación de 5 bonos (cuatro en pesos y uno dólar linked -atado al dólar oficial-) y consiguió colocar $254.671 millones. El bono más demandado por los inversores fue el dólar linked, ya que garantiza una especie de “seguro de cambio” ante la devaluación del dólar oficial. Con ese financiamiento el Tesoro Nacional logró cancelar adelantos transitorios con el BCRA por $100.000 millones.

El Ministro Guzmán consiguió en la licitación de deuda de este martes $254.671 millones . El bono más demandado fue el vinculado al dólar oficial (dólar linked con vencimiento en abril/2022): captó $129.804 millones  (equivalente a u$s 1.660 millones). El resto fue colocado en bonos en pesos ajustado por inflación –$75.386 millones-, a tasa fija (a descuento) –Ledes $48.473 millones- y a tasa  Badlar (más 1% anual)  por $1.009 millones.

Esta mega-licitación de deuda, sumada a la licitación anterior, le permiten llegar a un financiamiento neto mensual  (después del pago de obligaciones) de $250.000 millones. Así el Tesoro Nacional puede reducir la dependencia de la “maquinita “ del BCRA.

Desde el mes de marzo , la pandemia y la cuarentena derrumbaron los ingresos fiscales y dispararon el “Gasto Covid”(IFE y ATP) para amortiguar el impacto económico del coronavirus. El BCRA emitió $ 1.727.400 millones para cubrir el “agujero fiscal”; de los cuales, $525.000 millones fueron en concepto de adelantos transitorios para financiar al Tesoro y otros $1.202.000 millones en transferencias de utilidades.

Según comunicó el Ministerio de Economía, con los recursos obtenidos de la colocación de deuda el Tesoro Nacional cancelará anticipadamente $100.000 de adelantos transitorios con el BCRA. Está señal es positiva para el mercado, ya que reduciría un 19% de los adelantos transitorios otorgados en lo que va de 2020. Así, Octubre será el primer mes del año que la asistencia del BCRA al Tesoro no solo será nula sino que tendrá 70.000 millones de pesos de cancelación neta del Tesoro de parte de los pesos emitidos entre adelantos transitorios y transferencias de utilidades.

Sin embargo, en el fondo más contundente sería una señal fiscal (alineada con la monetaria) que disminuya la meta de déficit primario para el año 2021 (actualmente es de 4,5% del PBI)

Vale señalar, que el Presupuesto 2021 enviado al Congreso Nacional establece  que el 40% del deficit fiscal se cubra con colocación de deuda y un 60% con emisión del BCRA. Y en estos días se estaría trabajando en la posibilidad de cambiar los porcentajes, disminuyendo el financiamiento vía emisión del BCRA para el próximo año.

Made with Flourish

Por otro lado, existe un riesgo de continuar emitiendo este tipo de instrumentos que dan cobertura ante una devaluación del dólar oficial: que aumenten las presiones pro-devaluación de los fondos de inversión, empresas y particulares que poseen esos títulos.

De continuar aumentando el volumen de los vencimientos en bonos ajustados por dólar oficial, se podría dar un escenario similar a lo que ocurrió con los contratos de dólar futuro al fin del segundo mandato de Cristina Fernández. Con el riesgo de que si se efectiviza un salto discreto en el dólar oficial, aumenta la carga de los vencimientos de deuda futuros. Es decir, se evita validar una mayor tasa de interés, o de mayores ventas de de reservas del Banco Central hoy, a costa de atar la deuda al dólar oficial. Y con el riesgo de disparar la carga de la deuda  en caso de una devaluación.

Fuente: Amilcar Collante – Plan M