Gorriones de Medio Vuelo: El Centro de Día “Manos a la Obra” visita a sus concurrentes

08-07-2020 – Pasaron más de 110 días hasta poder reunir nuevamente sus miradas y darse la posibilidad del encuentro –ya no mediado por las pantallas y la virtualidad que los acercara durante los últimos casi cuatro meses-. Es así como en el transcurso de los primeros días de este mes, profesionales del Centro de Día “Manos a la Obra” de la Asociación Gorriones de Medio Vuelo, realizaron visitas a los hogares de cada uno de sus concurrentes.

La Asociación, de reconocida trayectoria en nuestra localidad por el acompañamiento de jóvenes y adultos con discapacidad, ofrece entre sus propuestas un servicio de atención integral correspondiente a la modalidad de Centro de Día, desde la cual se procura optimizar la calidad de vida de cada uno de sus concurrentes a partir de cuatro áreas de abordaje vinculadas a: actividades expresivas, actividades ocupacionales, actividades de la vida diaria y actividades de integración.

Cuenta para ello con un staff profesional constituido por un equipo orientador (orientadoras y auxiliar de sala), un equipo de talleristas (profesores a cargo de los talleres de huerta, cocina, teatro, actividad creativa y actividad física) y un equipo técnico conformado por profesionales pertenecientes a las áreas médica, de psicología, de trabajo social y de kinesiología.

Para su funcionamiento se organizan las propuestas de trabajo a partir de la dinámica de talleres, de desarrollo grupal, en simultáneo con la elaboración de planes de abordaje individuales, personalizados a las singularidades y necesidades de cada concurrente y de sus contextos particulares de pertenencia.

Desde la declaración del aislamiento social, preventivo y obligatorio –y a lo largo de las diferentes fases de la cuarentena asumiendo también matices singulares- este servicio continuó acompañando a sus 16 concurrentes, trasladando sus propósitos y propuestas a la modalidad no presencial. Las familias de cada beneficiario oficiaron en este punto de puertas de entrada y posibilitadoras de cada intervención.

Tras meses de acompañamiento virtual, y en virtud de la necesidad de ir recuperando paulatinamente – en el marco de las medidas de seguridad sanitaria vigentes- aquellas vinculaciones cara a cara de marcada significación social, afectiva y terapéutica para los diferentes concurrentes, se acordó con cada contexto familiar la realización de una visita a su hogar.

Cada concurrente recibió, de este modo, la visita de un pequeño equipo conformado por miembros del equipo total del Centro, quienes se constituyeron en portadores de los materiales y propuestas de trabajo para el hogar y dinamizaron un momento de intercambio junto a ellos y sus familiares.

Así el propósito central de cada una de estas visitas –aunque no el único- fue posibilitar una instancia de encuentro presencial entre cada concurrente y algunos de sus referentes institucionales, constituyendo tanto una re apertura hacia la co presencialidad –en los términos actualmente recomendados- cuanto la materialización y cierre del acompañamiento que bajo la modalidad virtual se ha sostenido durante los últimos meses.