«Gobierno enredado». Las críticas de Domingo Cavallo a la gestión oficial de la pandemia

29-07-2020 – El exministro de Economía Domingo Cavallo participó del programa de LN+ Comunidad de Negociosy fue crítico sobre la situación económica actual y la estrategia oficial por el manejo de la deuda y la pandemia. En ese contexto, dijo que es hora de terminar con la cuarentena y con las restricciones de movimiento de la sociedad. «El Gobierno se ha enredado en esta estrategia«, dijo.

«Si este Gobierno conociera bien como funciona la economía podría pensar en un plan de estabilización«, dijo. Para el economista cordobés, aún removiendo obstáculos la recuperación no va a ser fácil. El exministro aseguró que el aplanamiento de la curva de contagios y la inversión en el rubro sanitario fueron buenas medidas que ayudaron a ganar tiempo, pero que ya es hora que la cuarentena termine.

Cavallo afirmó que el país debe «avanzar hacia una normalización», la gente debe volver a trabajar y los negocios deben abrir porque «la situación económica y social se va a agravar muy rápidamente». Para él, la Argentina se encuentra en un momento muy delicado y que va a «ser cada vez peor». El exministro acusó al Gobierno de no ser realista por seguir usando la cuarentena como un plan económico y social. Para él, «debe apelar al requerimiento de responsabilidad ciudadana».

Cavallo dijo que Fernández necesita un plan de estabilización y crecimiento para que «se sincere a economía» y consideró que le va a ser muy difícil al Gobierno encontrar ese tipo de solución porque lo frenan los prejuicios ideológicos y las pujas internas. «Las decisiones que tomaron van en dirección opuestas a crear las circunstancias para que se pueda salir adelante con un buen plan de estabilización y crecimiento», agregó.

«Lo que va a alimentar a la inflación en los próximos meses no es la puja distributiva, es el exceso de emisión monetaria que se va a volcar al mercado cambiario de una forma u otra», añadió en referencia a la evolución de las variables económicas y la financiación del gasto por parte del sector público, acelerado por la pandemia.

Con relación a la impresión de billetes de $5000, consideró como absurda la resistencia del Gobierno para hacerlo porque para él esto no va a parar la inflación y tampoco va hacer que la sociedad modere sus gastos.

«El gran peligro es que (haya) una aceleración inflacionaria que luego no se pueda parar y que termine en una hiperinflación», aseguró, y dijo que no cree que esto pase porque no hay, todavía, un vacío en el poder.

«Para tener una salida van a tener que eliminar impuestos distorsivos y no va a ser fácil producir el ajuste fiscal que requeriría una estabilización«, finalizó.

Fuente: La Nación