Fiesta Nacional del Maní, por qué no una cooperativa?

Por el Cr. Gustavo Peretti

08/02/2019 – En muchas oportunidades y la última al presentar el balance de la 63° edición de la Fiesta Nacional del Maní, el intendente municipal LIc. Gustavo Bottasso planteó la necesidad de la creación de un ente para la realización del evento.

En tal sentido se plantearon la creación desde una sociedad del estado hasta una asociación civil; poniendo algunos reparos en la primera de ellas por alguna disposición en contrario de la Carta Orgánica Municipal, que a mi a entender no existiría.

De todas formas, habiéndome formado dentro de una entidad cooperativa como el Instituto para el Financiamiento de Cooperativas de Servicios Públicos (I.FI.CO.SE.P.) Coop. Ltda., y habiendo visto trabajar de cerca a un gran hacedor de cooperativas como lo fue el Dr. Constancio F. Beltramo, escribo esta columna porque me parece que tal ropaje jurídico es el más adecuado para la conformación de una entidad que lleve adelante a la fiesta.

La forma societaria a seleccionar, debería ser una Cooperativa de Provisión de Servicios de Espectáculos Públicos y estaría conformada por el municipio (quien puede ser socio de cualquier tipo de cooperativa, con la autorización previa del Concejo Deliberante) y por empresas locales que actualmente aportan al evento, que serían los socios.

La cooperativa conformaría su capital con aportes de los socios; quienes en lugar de hacer aportes publicitarios, harían aportes de cuotas de capital social en función a un acuerdo de integración de capital suscripto.

La característica de las cooperativas de poder individualizar los aportes de cada uno de los socios, permite establecer claramente cuál es el aporte de cada uno de los ellos, al tiempo que permite distribuir excedentes a través de la figura del retorno a los asociados en caso de que el ejercicio cierre con superávit.

Otra cuestión importante es que definiendo los ejercicios con cierre el 31 de diciembre permite generar un elemento de transparencia de rendición de cuentas de cada evento, habida cuenta la obligación que tienen las cooperativas de realización de una asamblea anual ordinaria en donde los socios deben aprobar la Memoria y los Estados Contables de la entidad, los cuales son auditados por un Contador Público, quien debe emitir un dictamen que es certificado ante el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Provincia. Además toda esta documentación debe ser remitida a la Dirección de Cooperativas de la Provincia y al INAES.

Otros aspectos importantes y no menores son que las cooperativas son entes sin fines de lucro, por lo cual están exentos del impuesto a las ganancias y puede estarlo por la actividad en iva, ingresos brutos e industria y comercio. Son sujetos de derecho, independientes de sus asociados, quienes limitan su responsabilidad al capital suscripto de la entidad.

Además, tendría un órgano administrativo independiente, conformado por representantes de aquellas empresas y entidades que hayan sido elegidas por la asamblea para integrar el Consejo de Administración, que se complementa con un órgano de control interno, en la cabeza de un síndico, que también es elegido por la asamblea.

En cuanto al financiamiento de las distintas ediciones de la fiesta, deberían provenir de un presupuesto establecido por un porcentaje del capital de la cooperativa, más los subsidios, aportes publicitarios, rifa y las publicidades de otras empresas, entidades y organismos gubernamentales.