Es cierto que hace falta cambiar el sistema educativo?

Por el Cr. Gustavo Peretti

01-04-2018 – En cada campaña electoral se hace referencia al sistema educativo y se habla de la construcción de más escuelas y de la incorporación de mayor cantidad de materias como forma de incrementar la calidad educativa en nuestro país y se vanaglorian del incremento del gasto público en el presupuesto dentro de esta partida.

Los niños y jóvenes cada vez pasan más horas en el colegio y tienen más materias que estudiar, sin embargo cuando se realizan las evaluaciones, no se evidencia un crecimiento del rendimiento de los educandos, sino todo lo contrario.

La pregunta es construir más edificios escolares y establecer más horas cátedras y materias complementarias, significa mejorar la calidad educativa?

Días atrás estaba viendo el horario de un sobrino mío y había un día que tenía cuatro horas de colegio a la mañana y más de cinco por la tarde, se aprovechan todas esas horas?, o solo significan horas cátedras para las estadísticas?

No sería más propicio establecer menos horas de cátedras, menos materias, pero más profundización de los temas que forman parte de los programas?

A mí siempre me queda la inquietud, de que la escuela está muy marketinizada, tratando de mostrar que en las distintas instituciones se dan tal o cual materia y que se da tal o cual título; cuando en el nivel primario y en el nivel medio más importante que los títulos son los conocimientos que se le traspasan a los jóvenes, pensando que por ejemplo la educación primaria es la base para la educación media y la media es la base para la educación terciaria y universitaria.

Lo dejo para pensar, pero para mí, no hace falta hacer más escuelas y gastar mayor dinero en educación, sino utilizar mejor los distintos factores de producción educativa que tenemos, como lo son los factores edilicios, humanos y uno fundamental que es el tiempo, es decir utilizar el tiempo de manera efectiva dentro de las aulas.

Y otra cosa se habla de técnicas innovadoras para estudiar, sin embargo no hay mejor aliado para traspasar conocimientos que los libros, digo esto porque se enseña con cuestionarios y con explicaciones, pero no se incentiva la lectura en libros de cátedras para complementar los conocimientos, entonces los libros quedan utilizados en un pequeño porcentaje de su contenido; y en muchos casos ni se utilizan, cambiando el libro por lo que se encuentra publicado en internet, porque es más fácil googlear que investigar.

Por todo ello hace falta decir que no hay que prescindir de las nuevas tecnologías, pero tampoco olvidarse de las bases que pusieron a la Argentina dentro de la elite educativa del mundo; volvamos a las fuentes para recuperar lo perdido.