En TiempoX hicimos un recorrido por la vida del Dr. Mario Steigerwald

23-11-2020 – En la mañana de este sábado, en “TX-PERIODISMO EN MAYÚSCULAS”, nos entrevistamos con el Dr. Mario Steigerwald, con el objetivo de indagar sobre la vida de este profesional de la salud, que si bien es oriundo de Río Cuarto adoptó a Hernando como su lugar para desarrollarse personal y profesionalmente, generando junto a sus socios una inversión y una gran apuesta en materia de salud, a través del Instituto Médico de Hernando, luego llamado Clínica Privada Hernando, a partir de las exigencias de Salud Pública.

Asimismo, el Dr. Mario, aprovechó para dejar un mensaje a la población en medio de este contexto de pandemia: “Hoy por hoy, estamos pasando momentos muy difíciles; está bien quedarse en casa para cuidarse y no contagiarse, pero la medicina y las enfermedades siguen. Esta pandemia no reemplaza todas las demás patologías, por eso no se queden en casa para no controlarse”, dijo el Dr. Mario Steigerwald, en “TX-PERIODISMO EN MAYÚSCULAS”, donde además, describió cómo ha evolucionado el concepto de salud y la ciencia para el tratamiento de las diferentes enfermedades.

Ante nuestra consulta, el profesional definió que: “un buen médico es aquel que es capaz de ponerse en el lugar del paciente, entender el sufrimiento del otro, lo que está atravesando. La salud no es sólo curar sino acompañar”. Habló de la preparación que hay que hacer para comprender el ciclo biológico y que la muerte es parte de la vida.

A continuación les compartimos la redacción realizada para nuestras Efemérides de Hernando.

El 28 de Noviembre de 1937 nació el Dr. Mario Steigerwald, “mi apellido tiene once letras y tres sílabas y se pronuncia stai-guer-vald”, comentó al inicio de la entrevista en TiempoX. Es oriundo de Río Cuarto, pero su dedicación y trayectoria en el ámbito de la salud, siendo uno de los dueños de Clínica Privada Hernando, (que nació con el nombre de Instituto Médico Hernando) le ha permitido cosechar un gran respeto hacia su persona y es considerado hernandense por adopción.

Se recibió en el año 1963 en la Universidad de Buenos Aires. Su primer trabajo fue en el Instituto Médico de Río IV. “Me he dedicado a la medicina general y he realizado algo de cirugía, y me sigue gustando ingresar a la sala de cirugía a acompañar cuando hay un paciente que yo atiendo. Pero lo que más me ha apasionado es el nacimiento de una criatura, ayudar a la mujer durante el embarazo y estar con ella en el momento de parto o cesárea. Estar en ese momento es una emoción muy grande”.

Desde 1964, se radicó en nuestra ciudad. Se casó y aunque al principio les costó llegar al embarazo, tuvieron una hija quien les regaló tres nietos.

“Tengo la historia de pacientes que empezaron a atenderse conmigo, desde que llegué a la ciudad, o desde que nacieron, tengo todo guardado en mis archivos, que no son digitales como los de ahora”, aclaró. Su padre nació en Alemania, pero a los 20 años se vino a Argentina, y no pudo volver nunca más a su país: “su padre le había dado dinero para que viniera pasear a América, durante un año.

La idea inicial era irse a pasear a los Estados Unidos, pero hubo una epidemia en el barco, en el que tuvieron que hacer una cuarentena y, como después, se terminó la época que podían ingresar a los EEUU, él con un amigo decidieron venirse a América del Sur”.

Consiguió trabajo en una estancia de la Provincia de Santa Fe y ahí aprendió bien el idioma, posteriormente se vino a Córdoba donde trabajó en una cervecería y de ahí, le sugirieron conocer a Río Cuarto, conocida como el Imperio, donde conoció a su madre.

El Dr. Comentó que: “mi padre era de religión judía y mi madre católica, por eso él se hizo amigo de un sacerdote que lo formó en el catolicismo, se bautizó y se casaron por iglesia”. Tiene dos hermanos, el primero, con síndrome de down, él es el segundo y el menor, eligieron la carrera de medicina. Sus dos hermanos, ya fallecieron.

El Dr. Mario Steigerwald, comentó que su padre no tenía los recursos económicos para acompañarlos a él y a su hermano en sus carreras universitarias: “estudiamos el primer año en la Universidad de Rosario, posteriormente mi padre solicitó traslado para estar cerca nuestro porque ellos no querían que nosotros trabajáramos para que pudiéramos estudiar, y nos fuimos todos a la ciudad de Corrientes, a la facultad de medicina que dependía de la Universidad del Litoral, donde hicimos el segundo año y finalmente le cumplieron la promesa, y nos fuimos todos a vivir a Buenos Aires donde realizamos el resto de la carrera”.

LIC SILVINA TISSERA

COMUNICADORA SOCIAL-PERIODISTA