En la argentina del después, la cantidad no hace a la calidad del peso

18-10-2021 – Muchas veces, sobre diferentes aspectos de la vida, reflexionamos sobre qué es más importante, si la calidad o la cantidad, si existe una suerte de lucha entre calidad versus cantidad, o es mejor cuando ambas van de la mano; y siempre, se llegan a respuestas disímiles de acuerdo al tema de discusión al que se lo aplique.

Por eso traigo este interrogante, para aplicarlo al tema de los ingresos de los argentinos, si hay una necesidad de ganar más, (cantidad) o de mantener/recuperar el poder adquisitivo de lo que se gana (calidad).

Puede parecer raro, empezar hablando de cantidad y calidad para referirnos al peso, pero lo hacemos porque cada vez se necesita ganar más para mantener un determinado nivel de vida, o sostener una empresa, lo que implica dedicar cada vez más horas al trabajo, y sin que eso signifique una garantía de que se podrá lograr.

Con lo cual, el tema nos lleva a hacer foco en nuestra moneda nacional, el peso que se va deteriorando cada día más.

ARGENTINA EN EL TOP TEN DE MONEDAS QUE SE HAN DEPRECIADO, AL MENOS UN 20%, FRENTE AL DOLAR 

Y veía, por ejemplo en una nota de “El Cronista” que según el Observatorio de divisas que publica el economista de la Universidad Johns Hopkins Steve Hanke con una lista de monedas que se han depreciado al menos un 20% frente al dólar desde enero de 2020, Argentina está en el top 10. Venezuela se lleva el primer puesto.

Según los análisis de Hanke, el orden de clasificación de las tasas de inflación de los países y las devaluaciones de la moneda coinciden: «Las tasas de inflación y las devaluaciones de la moneda están unidas por la cadera como gemelos unidos», escribió en un artículo que publicó en The Cato Institute.

Puede ser una imagen de una o varias personas y texto que dice "<Lamentablemente, desde hace años nos hemos convertido en la Argentina del después, porque los hechos demuestran que nunca es el momento adecuado para implementar un plan con orientación clara para una recuperación económica. o estamos en elecciones, o recién se ganó y hay que esperar que sea gradual; se perdieron las elecciones y hay que ver como reconquistar los votos perdidos y ganar otros nuevos. Lo que lleva a que siempre, existan necesidades superfluas que definen lo urgente, que marcan lo principal»>. Lic. Silvina Tissera Comunicadora Social-Periodista"

EN LA ARGENTINA DEL DESPUÉS

En esa línea, pensaba que lamentablemente, desde hace años nos hemos convertido en la Argentina del después, porque los hechos demuestran que nunca es el momento adecuado para implementar un plan con orientación clara de una recuperación económica. O estamos en elecciones, o recién se ganó y hay que esperar que sea gradual, o se perdieron las elecciones y hay que ver como reconquistar los votos perdidos y ganar otros nuevos. Lo que lleva a que siempre, existan necesidades superfluas que definen lo urgente, que marcan lo principal.

Por lo tanto, ¿Cuál es el momento de pensar y ejecutar un plan estabilizador? Después.

Se pasan los años con gestiones enteras de gobiernos viendo como arrancar…

Yo me preguntaba qué hacemos con nuestra moneda, cuál es su verdadero valor… ¿Cómo se hace para tener una moneda de verdad?

Es el peso verdaderamente una moneda… Por qué nadie la quiere. Por qué todo se cotiza en dólares en Argentina…

CANTIDAD NO ES CALIDAD

Claramente, podemos afirmar que cantidad no es calidad, porque en este contexto de inflación constante, aunque, con sacrificio y con más horas de trabajo se pudiera incrementar el ingreso, medido en pesos, cada día lo que se puede adquirir (poder adquisitivo), es menos.

Lic. Silvina Tissera

(Periodismo Político)