Empleo. La cuarentena llevó la desocupación al 13,1%, la más alta desde 2005

23-09-2020 – Como complemento de los datos difundidos ayer sobre la caída del 19,1 % del PBI en el segundo trimestre, la mayor de la historia, esta vez son los datos del empleo en la Argentina los que preocupan por la magnitud del problema, acentuado durante esta cuarentena que todavía impide que miles de argentinos salgan a trabajar.

El informe del Indec Mercado de trabajo. Tasas e indicadores socioeconómicos, en base a la Encuesta Permanente de Hogares correspondiente al segundo trimestre de este año, muestra que en el segundo trimestre de 2020, la tasa de actividad se ubicó en 38,4%, la tasa de empleo en 33,4% y la tasa de desocupación, en 13,1%. «Estos resultados reflejan en gran medida el impacto que tuvo sobre la dinámica del mercado laboral la pandemia por el Covid-19 y las restricciones en determinadas actividades y a la circulación dispuestas por el decreto nº 297/2020, que estableció el aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO)», refleja el Indec..

En el segundo trimestre de 2019, la tasa de actividad fue del 47,7%, de empleo, del 42,6% y la desocupación, del 10,6%. Es decir, los desocupados son más, sí, pero, dado el contexto, la tasa podría ser mayor. La respuesta está en la caída pronunciada de la tasa de actividad: del 47,7% al 38,4%Un porcentaje de la población se retiró del mercado a causa de la pandemia y no busca empleo. Es una de las consecuencias lógicas del distanciamiento obligatorio, a menos que estén en un plan de homeoffice. «La tasa de desempleo cae cuando cae la Población Económicamente Activa (PEA), y la PEA cae cuando hay menos gente buscando trabajo», define Juan Luis Bour, economista jefe de FIEL.

Como consecuencia, no baja tanto la tasa de desempleo, que se basa en una PEA de unos 20 millones de personas, según los cálculos de FIEL. La encuesta pregunta si la persona tiene empleo o si lo está buscando, y si no lo está buscando, no aparece como desempleada. «Hay que recordar que, por cada dos puntos de baja de la tasa de actividad, baja uno de la tasa de desempleo», advierte Bour. Calculando una PEA de 20 millones de personas, según FIEL, los desocupados son 2.620.000 personas.

Por lo tanto, según analiza Bour, «el aumento del desempleo se va a ver a fin de año, o a principios del año próximo, cuando la gente salga de nuevo a buscar trabajo«, agrega

«La economía tocó fondo en el segundo trimestre, pero quizás el impacto pleno sobre el desempleo tarde varios trimestres en verse, porque durante la cuarentena la oferta de trabajo se retrae (cae la PEA). Eso es temporario. Por otra parte la política pública es anti-empleo formal. Por lo tanto la recuperación del mercado va a ser lenta, y de trabajadores que la regulacion laboral expulsa a la informalidad», analiza el economista de FIEL.

Fuente: Paula Urien – La Nación